Mario y yo


Gracias Mario, ya cerraré el paréntesis de la vida.