viernes, 3 de julio de 2009

Derogación o fortalecimiento: el futuro de la Ley de Educación

DEBATE. DE CARA A UN CAMBIO DE GOBIERNO, LOS PARTIDOS ADELANTAN SUS POSICIONES


De cara al próximo período de gobierno, representantes de cuatro partidos políticos dieron sus opiniones sobre la Ley de Educación. El encuentro fue organizado por la Asociación Uruguaya de Educación Católica (Audec) y se celebró ayer en el Colegio La Mennais.

Por Matías Rótulo para el diario La República del 3 de Julio de 2009

La educación volvió a instalarse en la agenda política de cara a las elecciones nacionales de octubre. Mientras que el Frente Amplio (FA), representado ayer por el diputado Edgardo Ortuño, dijo en la oportunidad que la Ley de Educación "debe reforzarse" para "profundizar las transformaciones en la enseñanza nacional", los representantes de los demás partidos Nacional, Colorado e Independiente propusieron derogarla o bien revisarla.

De la revisión se mostró partidario Pablo Mieres, del Partido Independiente, mientras que Jorge Leone (Vamos Uruguay Partido Colorado) adelantó que propondrá una rediscusión de esa norma, "buscando consensos políticos".

Por su parte el Partido Nacional, representado por Daniel Corbo (Alianza Nacional), insiste con la derogación de esa ley y y llamar a una "mesa de diálogo nacional".

Este debate fue pensando en el hipotético caso de que cada uno de los partidos representados fuera gobierno. En el caso del Partido Nacional, se ratificó que la ley será derogada si Luis Alberto Lacalle accede a la primera magistratura. En contrapartida, el Frente Amplio discutirá "modificaciones estructurales" en el ámbito nacional de la educación, apoyándose en la ley aprobada en diciembre por el Parlamento, que trasladarán al candidato José Mujica. Por otra parte, la propuesta que trasladó el representante colorado es la de "revisar esa norma, puesto que es muy difícil derogarla". De acuerdo a lo expuesto por Mieres, Leone y Corbo, la ley "no tuvo el consenso nacional" en materia política.

Según los expositores esa norma no contó ni con el respaldo de los gremios, ni de todo el Frente Amplio. "Esta ley nació muerta", dijo Mieres. El diputado Ortuño no aceptó este comentario y explicó que "la mayoría está dada por la confianza que nos dieron los votantes para que los representemos en el Parlamento".

PROPUESTAS

Para Mieres, la calidad educativa no depende de la Ley de Educación sino de cómo "está estructurado nuestro sistema". Sostuvo que el tema central más problemático es la enseñanza media, que "empuja a los jóvenes hacia afuera del sistema". Explicó que "se ha triplicado el presupuesto para la enseñanza en este período pero los resultados son los mismos". Lamentó también los hechos de violencia en la enseñanza y pidió que la conducción del sector no sea "corporativista", refiriéndose a "la participación de los docentes en el gobierno de la educación". Reclamó que vuelva a ser el gobierno el que dirija los destinos de la enseñanza nacional.

Leone sostuvo que su sector es partidario de "revisar totalmente la Ley de Educación". Agregó que se propone desde Vamos Uruguay el refuerzo de la educación primaria a tiempo completo para "prevenir los problemas que se dan en la enseñanza media" y criticó la situación edilicia de los liceos.

Lamentó que en Uruguay ya "no se educa en valores" y no "hay sentido de pertenencia por parte de los estudiantes", algo que también fue mencionado por Mieres en su exposición. Corbo, mientras tanto, leyó lo considerado en su momento por el Directorio del Partido Nacional en oportunidad de fundamentar su oposición a la ley.

Resaltó que esa colectividad política ya manifestó que esa normativa será derogada en caso de acceder al gobierno en 2010. Este diálogo debe ser abierto a "partidos y gremios", aclaró.

COINCIDENCIAS

Todos los representantes coincidieron en la necesidad de profundizar la educación a partir de los cuatro años de edad. El representante del Partido Colorado indicó que sería importante "hacerlo desde los tres años en adelante". A su vez, todos los expositores valoraron positivamente la posibilidad de la autonomía del centro educativo en el sentido pedagógico.

El frenteamplista Ortuño dijo también que la ley "es adecuada" y servirá para "profundizar" la transformación educativa de cara al "desarrollo nacional" y "la inclusión social y democrática". Destacó finalmente la importancia de las transformaciones alcanzadas en cuanto a la educación a la primera infancia, la profesionalización docente, las modificaciones en la educación técnica pensada para el "desarrollo del país" y también en la enseñanza secundaria.