lunes, 14 de septiembre de 2009

Alertan sobre retrasos en normativa que protege a niños y adolescentes


ABUSO SEXUAL. EN TODOS LOS ÁMBITOS DE LA SOCIEDAD, INCLUIDAS LAS FAMILIAS

Una investigación social pone en manifiesto las fallas y aciertos de las normas uruguayas en cuanto al cuidado de niños y adolescentes. El trabajo se presentó en el marco de las "VIII Jornadas de Investigación" y reconoce "atrasos" en las estrategias de protección.

Por Matías Rótulo

El informe se titula "Estudio de la normativa vigente en Uruguay en relación al abuso sexual infantil y/o adolescente" y fue realizado por Alicia Faraone, investigadora de la Facultad de Ciencias Sociales y del Instituto del Niño y el Adolescente (INAU) y se presentó la semana pasada en el marco de las VIII Jornadas de Investigación.

Allí se analiza la normativa actual de protección a los niños, niñas y adolescentes (NNA). Destaca que por vivimos en una época de fractura y violencia social, mercantilización extrema favorecida por los grandes medios de comunicación y que nuestro país ha avanzado en cuanto a los cuidados de NNA.

El informe destaca que si bien nuestro país ha asumido responsabilidades a nivel internacional, "mantiene atrasos" en cuanto a la protección de NNA frente a los procedimientos judiciales desde su lugar de víctimas de abuso".

Destaca que "aparece como una deuda a saldar en el plazo más breve posible, legislar en el sentido de evitar la obligación de declarar para NNA". Alerta también que "el maltrato, y en particular el abuso sexual hacia NNA se manifiesta en todos los ámbitos de la sociedad, entre ellos, en las familias".

El informe "pretende evidenciar fortalezas y debilidades de esta herramienta básica para la atención a un grave problema de derechos humanos, que afecta irremediablemente la vida y el desarrollo de NNA que lo padecen".

En su estudio repasa el marco normativo (Constitución de la República, Código de la Niñez y la Adolescencia, entre otros). A su vez, analiza las responsabilidad del Estado en relación al problema y las "medidas de protección", detallándose la competencia de los jueces del INAU sobre la situación de vulnerabilidad de NNA.

PROBLEMAS

Según el estudio, "si bien es de destacar que se han producido significantes avances en los últimos años en relación al problema del abuso sexual, es importante resaltar que sus vinculaciones con la perpetuación de las estructuras sociales de dominación tornan complejo construir los consensos necesarios para avances más sustantivos". Recuerda en su investigación que "Uruguay ha ratificado convenciones internacionales con contenidos que significan un progreso importante en relación a la protección de NNA que lo obligan en muchos aspectos, entre ellos, a la adecuación de su normativa nacional". Pero a pesar de estos compromisos, Uruguay "mantiene atrasos en temas tan significativos como la protección de NNA frente a los procedimientos judiciales desde su lugar de víctimas de abuso". Agrega que "aparece como una deuda a saldar en el plazo más breve posible, legislar en el sentido de evitar la obligación de declarar para NNA". En cuanto a la tipificación de los delitos de abuso sexual infantil/ adolescente, "surge como necesario afinar su caracterización". En tal sentido se refiere a que se debe dar un "debate ciudadano en relación a la edad de consentimiento sexual, lo que aportaría sustantivamente a esa definición". Destaca que "la actualización permanente sobre los avances en la lucha a nivel de los distintos países contra el abuso sexual infantil en general, y en particular, sobre las diversas legislaciones, debería ser una práctica habitual, capaz de nutrir las prácticas legislativas uruguayas".

ABUSOS

Explica Faraone que el abuso sexual infantil y adolescente "se encuentra comprendido entre las variadas formas en que las generaciones adultas violentan a NNA". Sostiene que hay tres formas de dominación: adulta, masculina y burguesa, que "se articulan reforzándose una a la otra, para sostener en el tiempo la sumisión de los más débiles".

Alerta que "el maltrato, y en particular el abuso sexual, hacia NNA se manifiesta en todos los ámbitos de la sociedad, entre ellos, en las familias". Además "el abuso sexual infantil integra entonces también (aunque no exclusivamente) el fenómeno de la violencia doméstica, que incluye además todas las otras formas de violencia basadas en género y generación que se presentan en el marco de las relaciones más íntimas, cargadas de afecto". Explica que el abuso infantil "tiene su origen...en la construcción social de las identidades femenina y masculina".

En tal sentido, la investigadora afirma que "se perpetúa merced también a las tendencias al aislamiento, la falta de redes primarias de sostén y protección de las personas, las carencias en la solidaridad social". Agrega que "la atención al problema de la violencia doméstica fue un logro de los movimientos feministas en lucha contra una ideología patriarcal"

En cuanto al abuso sexual infantil y adolescente, es "difícil de admitir, largamente silenciado y oculto; el abuso sexual infantil muy recientemente es enfrentado por las sociedades como un problema relevante".

LOS MEDIOS MASIVOS

El capítulo denominado "Tratamiento mediático" pone en consideración que en Uruguay no hay una definición de los medios masivos de comunicación. "A diferencia de lo que sucede en muchos otros países del mundo, como por ejemplo los europeos", falta una "adecuación de los mensajes mediáticos a los derechos reconocidos a NNA.


"El FA no logró superar fracturas"

Faraone contextualiza la actual situación de violencia que viven los niños y adolescentes de nuestro tiempo. Lo hace explicando las actuales características sociales en cuanto a la distribución de la riqueza, y menciona "la mercantilización extrema", el papel de los medios en el fomento de esto, y "la dominación masculina" que "se produce y reproduce socialmente de múltiples formas". También explica cómo la sociedad uruguaya no es ajena a la globalización y la violencia. Sobre este aspecto dice Faraone: "En Uruguay se instala en la década de los 60 ... y se padece más de diez años de terrorismo de Estado con violación sistemática de los derechos humanos", generando una "ruptura violenta de la convivencia ciudadana que no ha podido aún ser procesada debidamente por la sociedad, persistiendo hasta el presente la normativa que, ignorando los tratados internacionales suscritos por Uruguay, protege a violadores de los derechos humanos durante la dictadura militar". En cuanto a la reconstrucción de los lazos sociales, dice: "El Frente Amplio, "aun cuando buscó promover una mayor solidaridad y justicia social, no logró superar estas fracturas de los lazos sociales de integración y cohesión".

La República, Lunes, 14 de septiembre, 2009 - AÑO 10 - Nro.3388

A A A