sábado, 5 de septiembre de 2009

Pozo negro puso a escolares en peligro


INSPECTOR. NO ACTUÓ EN TIEMPO Y FORMA


Por Matías Rótulo

Los alumnos de una escuela del departamento de Río Negro estuvieron diez días sometidos a un inminente peligro de contaminación porque no se actuó rápidamente en la reparación de un pozo negro.

Alumnos y maestros de un centro educativo de Río Negro reclamaron a las autoridades educativas por la rotura de un pozo negro, hecho ocurrido hace más de una semana. Tras días sin repuesta por parte de la inspección departamental a la cual la dirección escolar remitió el pedido de reparación, y luego de la queja de padres y vecinos el reclamo llegó al Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP).

El inspector que debía hacerse cargo del problema no respondió inmediatamente y los alumnos estuvieron en peligro de caer ya que el pozo negro estaba descubierto.

Esto provocó que en algunos días el pozo, que además estaba obstruido, se inundara provocando un desagradable olor en el centro educativo.

El Consejero de Primaria Oscar Gómez dijo a LA REPUBLICA que "durante diez días, la escuela 22 de Algorta, en Río Negro", estuvo "con un pozo negro abierto, el caño obstruido y olor fétido".

El inspector a cargo de solucionar el problema "no accionó con rapidez" las medidas para solucionar el problema, indicó Gómez.

SOLUCIONES

Fue así que debió intervenir el CEIP, solicitando que se solucionase el tema para prevenir males mayores, aunque Primaria no iniciará acciones contra el inspector a cargo.

Varios padres reclamaron ante las autoridades que se solucionara el problema. Gómez dijo que tras indicársele al inspector responsable del hecho en la tarde de ayer, éste aseguró que iba a solucionar el inconveniente.

La República, Viernes, 04 de septiembre, 2009 - AÑO 10 - Nro.337