sábado, 21 de noviembre de 2009

Impacto de los maestros comunitarios


EXITO. EXPERIENCIA QUE LOGRA QUE EL 80% DE LOS NIÑOS PROMUEVA LA COMUNIDAD

Menos visibilidad, logros más directos.

Por Matías Rótulo

El Programa Maestros Comunitarios (PMC) no tiene la visibilidad del Plan Ceibal. Sin embargo sus logros son más directos, un 80% de aprobación entre los alumnos de primaria participantes, revela un impacto que no sólo se da en lo educativo.

Marita, maestra de Montevideo, de una escuela de la zona oeste de la capital, se llama así misma como "maestra comunitaria".

La identificación se hace a partir de una experiencia que hace tres años comenzó con mucha incertidumbre, y hoy se ubica como ejemplo regional.

Los maestros salen de sus aulas y se insertan en la sociedad para trabajar, investigar, "sin que nos olvidemos de nuestra misión pedagógica", explica Sonia, maestra comunitaria de Salto.

Ayer se realizó en el Radisson Victoria Plaza un encuentro de maestros comunitarios, con participación de más de 650 representantes, quienes se encontraron en una jornada en la que se presentaron los avances de esta modalidad educativa.

Para la mayoría de los maestros comunitarios consultados por LA REPUBLICA de una decena de diferentes departamentos la experiencia habla más allá de los números y se centra en las propias experiencias. Sobre lo primero, los números que dicen de por sí mucho, pero que nada pueden mostrar sobre el impacto social real que tiene el PMC, según dijo Valentina Curto, asistente técnica del Programa Infamilia, que conjuntamente con Primaria y Unicef llevan adelante el PMC.

Curto indicó que hasta el momento son 553 maestros comunitarios en 334 escuelas, para atender a 18 mil niños en todo el país. La experiencia, dejó como uno de los resultados más notorios, que más del 80% de los alumnos participantes aprobaban el año. En cuanto a la experiencia en sí, explicó que "hay dos tipos de evaluaciones, una de tipo cuantitativa a cargo del Area de Seguimiento y Evaluación de Infamilia, y por otro lado está el impacto indirecto que es como llega el programa a la familia y a la comunidad".

EXPERIENCIA DE VIDA

Laura es maestra comunitaria de Montevideo en una escuela de contexto crítico de Casabó. Se integró al PMC cuando comenzó. "La experiencia está en relación a la vivencia de cada uno. Al comienzo no teníamos tantos insumos para trabajar con los niños", explicó.

En el mismo tono se refirió Sonia, maestra comunitaria desde 2006, en la escuela 64, en la tarde, y maestra de aula por la mañana. Con 36 alumnos del PMC, coincidió con su colega montevideana en cuanto al avance sobre las herramientas didácticas. Otros maestros, de Salto, Montevideo, Maldonado, y Durazno, explicaron que es muy importante reconocer el interés de los niños. Sonia agregó "a algunos les interesa la computación, a otros los juegos; debemos ver sus necesidades y reclamos".

Los maestros comunitarios se acercan a los padres, se integran a las familias y establecen un nuevo vínculo. Según un artículo publicado por la psicóloga Lucía Pierri en "Hacer Escuela entre todos", editada en noviembre por el PMC: "Consideramos que los adultos jugamos un papel clave en la tarea de proteger, generando condiciones para el desarrollo de las generaciones venideras".

En cuanto a esto, Marta, maestra de Cerro Largo explicó a LA REPUBLICA "nosotros tenemos un papel fundamental en todo esto, pero los padres son quienes articulan nuestra necesidad como docentes, la necesidad de enseñar, cumplir con nuestro trabajo, proteger al niño, y la necesidad del niño de aprender, pero a su vez elegir, disfrutar y vivir una vida plena".

LINEAS DE TRABAJO

El PMC marcó desde sus comienzos un proceso de trabajo que hoy se traduce en un éxito. En tres años se afianzaron puntos esenciales para su desarrollo y permanencia. Curto explicó que durante el primer año "la constitución del rol del maestro comunitario hoy en día se materializó".

En 2007 había que "descentralizar más la gestión y lograr una apropiación colectiva del PMC, por lo que se conformaron grupos de referencia local en todo el país, divididos de acuerdo a la jurisdicciones de Primaria".

En 2008 se trató de anclar el plan de forma que "toda la escuela debe apropiarse del PMC" y que no sea sólo el maestro comunitario el que trabaje en el programa, mientras que en 2009 se trabaja en posibles trayectorias educativas. Permitió descubrir una nueva forma de tránsito por la escuela. Este año, el PMC viene trabajando en esta línea, en cuanto al tránsito escolar y sus formas, explicó Curto.

Publicado en La República (24-11-09)