viernes, 15 de enero de 2010

Tragedia en Haití: desde Uruguay se puede colaborar con Unicef


URGENCIA. MÁS DE UN MILLÓN DE NIÑOS VIVE EN LA ZONA AFECTADA


Más de un millón de niños vive en la zona afectada por el terremoto en Haití. Del sufrimiento y la desnutrición, a la muerte por un desastre natural. Desde Uruguay se puede colaborar con Unicef para paliar la situación de urgencia en el país caribeño, y en particular la de los niños.

Por Matías Rótulo

De hecho, en el caso de los niños, lo peor ya estaba ocurriendo desde hace muchos años. El terremoto empeoró la situación de los más indefensos, quienes en su gran mayoría, sufren desnutrición y muerte prematura.
Ahora también deberán afrontar una pesada carga psicológica.
El 10 de marzo de 2004 la BBC de Londres advertía sobre la crisis política de Haití que afectaba particularmente a los niños y niñas más pobres de forma directa. Bajos niveles educativos, problemas de salud y vivienda, ponían en riesgo a cientos de miles de niños, cuyas familias estaban ya comprometidas por la falta de trabajo y acceso a los servicios básicos.
Por intermedio del director del programa de emergencia Eric Laroche, Unicef advertía que la situación era "desoladora" y que "los niños corren el riesgo de morir por el precario estado de salud en el que los ha dejado el abandono que, en la práctica, los han dejado sus madres, quienes pasan el día buscando alimentos y agua para subsistir". Hoy la crisis por la supervivencia es una realidad: más de un millón de niños vive en la zona afectada por el terremoto que tiene como dato primario­ unas 100.000 personas muertas.
Hasta el día del terremoto, Unicef manejaba datos que mostraban que casi un tercio de los niños sufre de malnutrición crónica y 17% de malnutrición aguda, mientras que cada mil niños que nacen, mueren 60. El representante de Unicef-Uruguay, Egidio Crotti, dijo a LA REPUBLICA que "es uno de los países más pobres del mundo" donde "más de la mitad de la población vive con menos de un dólar por día, con problemas de mortalidad infantil elevada y déficit de agua, saneamiento, y hospitales". Con el terremoto el gobierno haitiano vio su sede convertida en escombros y quedó impedido de actuar con efectividad. Crotti, quien estuvo en varias misiones alrededor del mundo en situaciones de catástrofe explicó que "hay una diferencia de capacidad de respuesta que tienen los países, y que si hubiera ocurrido, por ejemplo en México, allí existe otra infraestructura que no existe en Haití".
"También es importante tratar de evitar un nuevo estallido social", teniendo en cuenta que "hace muy poco tiempo hubo uno por la falta de alimento".

UN TECHO PARA HAITÍ

Mientras, "Un Techo para mi País" viajará a Haití para construir 100 viviendas, se informó ayer, al tiempo que se supo que el subdirector de la institución ya se encuentra en Haití.
Esas 100 casas estarán prontas en alrededor de tres semanas, al tiempo que se habilitó la recepción de donaciones a través del sitio web www.untechoparamipais.org. Además, quienes puedan pagar su pasaje también pueden viajar para trabajar como voluntarios.

FORMAS DE COLABORACION

Unicef enviará dinero recaudado gracias a la colaboración de los uruguayos.
Los fondos recaudados por Unicef Uruguay, irán directo a Unicef - Haití. Los teléfonos habilitados son 0908-9040 (), 0908-9041 (0), Y 0908-9049 (0). El importe donado será debitado de la factura de Antel.
Además se habilitó una cuenta en Citibank Nº 0060911002 para donar en pesos uruguayos.
Crotti consideró importante que la atención se siga poniendo en la situación de Haití, luego de que "salga de las portadas de los periódicos".
"En estas primeras 72 horas hay que tratar de salvar la vida de las personas atrapadas bajo los escombros", explicó. Lo segundo "es atender a los heridos, aunque quedó en Haití un solo hospital".
Es fundamental "evitar las epidemias", por lo que es necesario "recoger a los muertos".


Publicado en La República Nº 3509