miércoles, 20 de enero de 2010

Uruguay logró alcanzar la "Educación Para Todos", según datos de Unesco



INFORME 2010. ALERTAN SOBRE RETRASOS EN LA ENSEÑANZA A NIVEL MUNDIAL POR CONSECUENCIA DE CRISIS ECONÓMICA


Se presentó ayer el informe mundial 2010 de la Unesco sobre la Educación Para Todos (EPT). Advierte sobre el perjuicio que la crisis económica global puede causar a los países más pobres en cuanto a la educación. Sin embargo, muchos de estos países han demostrado avances. Uruguay y otras tres naciones de América lograron la EPT en 2007.

Por Matías Rótulo


Argentina, Aruba, Cuba y Uruguay son los cuatro países que han logrado la Educación para Todos, según el informe anual presentado ayer por Unesco, que comprende hasta 2007. También se destacan los planes de segunda oportunidad para jóvenes dados en varios países de nuestro continente, entre ellos Uruguay, aunque se alerta por los bajos resultados de las evaluaciones PISA 2006 en lectura y escritura.

Unesco evalúa el acceso a la educación primaria universal, la alfabetización de adultos, la calidad educativa, y la paridad entre sexos. Uruguay, junto con Aruba, Cuba y Argentina, alcanzaron un promedio de 0,97 puntos, de 1,0 puntos posibles. A su vez, México, Santa Lucía, Trinidad y Tobago y la República Bolivariana de Venezuela están a punto de lograr la educación para todos. Nicaragua, con un valor inferior a 0,80, "dista mucho de alcanzar la educación para todos", según Unesco.

Uruguay tiene casi un 100% de asistencia de niños a la escuela, y desde 2005 profundizó el proceso de alfabetización de la población adulta con el plan "En el País de Varela, Yo Sí Puedo", que alfabetizó a 5.000 de los casi 16.000 analfabetos detectados. Por otro lado, se indica como positivo el éxito de los programas de segundas oportunidades para jóvenes que permiten "adquisición de conocimientos" pensando en el retorno a la educación o perfilando la educación al mundo laboral. También se informa que en nuestro país "un programa específico" que combina el apoyo financiero con la asistencia pedagógica, "ha conseguido mejorar en un 30% los resultados en aprendizaje en la enseñanza secundaria".

SITUACIÓN MUNDIAL

En Nueva York, y a nivel mundial, se dio a conocer el informe de Unesco 2010 sobre los Objetivos del Milenio, en particular sobre la Educación Para Todos a 2015.

La meta asumida por los países miembros de las Naciones Unidas es lograr el acceso de toda la población a uno de los derechos fundamentales: la educación. Según el informe presentado, la crisis financiera sufrida el año pasado desde Estados Unidos y extendida al resto del mundo, puede "retrasar los progresos de la educación en el mundo". El atraso en la educación será más visible en los países más pobres en los próximos años. Actualmente quedan 72 millones de niños sin escolarizar en todo el mundo.

Destaca el informe que los países más ricos "están creando ya las condiciones necesarias para su recuperación económica", pero "muchos países pobres afrontan la perspectiva inmediata de una recesión de sus sistemas educativos".

De todas formas, y tras el compromiso de 160 países del mundo, desde 1999 hay 33 millones de niños menos sin escolarización, aunque aumentó el número de niños que no terminó la educación primaria.

La escolarización aumentó en Africa y Asia. Unesco destaca que en muchos de los países más pobres se han dado importantes progresos.

MEJORAS REGIONALES

El informe de Unesco cuenta con un anexo que estudia las particularidades de América Latina en cuanto a los desarrollos obtenidos en la educación. La situación en nuestro continente es muy desigual, con países que han logrado importantes avances y otros que si bien han avanzado, no han logrado las mejoras esperadas.

Uno de los problemas percibidos en América es la malnutrición, que provoca también riesgos en el desarrollo cognoscitivo del niño.

La malnutrición, en muchos países, surge desde el embarazo. El 16% de los niños en América Latina "están afectados de raquitismo".

Se desprende que aumentó la matrícula en la educación a la primera infancia. De todas formas, el informe da cuenta de que hay un rezago en la escolarización temprana.

"Desde 1999, la matrícula en la enseñanza preescolar aumentó un 22% en América Latina y el Caribe", indica.

En 2007 "el 65% de los niños de América Latina y el 74% de los del Caribe estaban escolarizados en la enseñanza preescolar por término medio, mientras que en el conjunto de los países en desarrollo, esa proporción se cifraba en un 33%".

Se estima, según Unesco, que en América Latina un 9% de la población adulta, es decir unos 36 millones de personas, "carecen de competencias elementales en lectura, escritura y cálculo "que se necesitan para la vida diaria".

EN PRIMARIA

El informe de Unesco sobre la situación de América Latina y el Caribe desarrolla que, en cuanto a la escolarización en Primaria, nuestro continente está a punto de lograr la universalización. "El número de niños que no van a la escuela sigue disminuyendo", indica el informe presentado ayer. Uruguay alcanza los mayores índices de escolarización con el casi 100% anual. Los países de Centroamérica son los que más dificultades presentan para lograr la escolarización universal en el nivel de primaria.


Hay 759 millones de personas analfabetas

El informe de Unesco precisa que si persisten las tendencias actuales "en 2015 quedarán 56 millones de niños sin escolarizar". Se alerta que unos 71 millones de adolescentes en edad de cursar el primer ciclo de secundaria está sin escolarizar. También se advierte que hay 759 millones de personas en el mundo que no saben leer ni escribir, y dos tercios de ellas son mujeres.

La malnutrición infantil "sigue representando un obstáculo importante para el progreso de la educación: en el mundo hay 178 millones de niños menores de cinco años que padecen malnutrición, y esta cifra va en aumento". Por otro lado, "son demasiado numerosos los niños que acaban sus estudios primarios sin haber aprendido a leer y escribir". Agrega el informe que en algunos países del Africa Subsahariana, los adultos jóvenes que han cursado cinco años de estudios primarios tienen un 40% de probabilidades de ser analfabetos". Las diferencias étnicas, sociales y hasta el ser de un sexo u otro, son determinantes a la hora de contar con mayores posibilidades de tener acceso a la educación en los países más pobres, explica el informe.

Publicado en La República Nº 3513