sábado, 13 de marzo de 2010

Vázquez: "Lo que siento ahora se expresa con siete letras: gracias"



El presidente de la República, Tabaré Vázquez, realizó su penúltimo acto público como mandatario. En el Paraninfo de la Universidad cerró su gestión con un emotivo acto, en la firma de un acuerdo para la mejora de la calidad de vida de los enfermos oncológicos.

Por Matías Rótulo

Vázquez cierra su mandato ovacionado, también por el ámbito académico, que ayer lo despidió de pie. Pasaron casi cinco años del histórico 1º de marzo de 2005.
Con siete letras, tal como él mismo dijo ayer en su última presentación pública como presidente de Uruguay, definió su sentimiento a 48 horas de pasarle la banda presidencia a José Mujica. "Lo que siento en este momento sólo se puede decir con siete letras", anunció antes de una breve interrupción, una sonrisa, y aquel "gracias" que cerraría definitivamente un período.
Así lo dijo Vázquez en el Paraninfo de la Universidad de la República, yéndose rápidamente del lugar. Ayer, a las 11 de la mañana, Vázquez presenció la firma de un acuerdo entre la Udelar y el Ministerio de Salud Pública (MSP), para permitir la investigación de la institución educativa sobre el cáncer y la mejora de la atención en los servicios de salud a los pacientes oncológicos. No era casualidad que el oncólogo egresado de la Udelar cumpliera con el último acto público previo al traspaso de mando en el Paraninfo. "Cuando asumí, no recuerdo si el 3 o el 5 de marzo de 2005, la primera institución que visitamos fue la Universidad". Vázquez había sido recibido por el Consejo Directivo Central (CDC) bajo el rectorado de Rafael Guarga, y hoy, cinco años después, el rector Rodrigo Arocena despidió al primer mandatario.

VÁZQUEZ ACEPTÓ INVITACIÓN

El rector de la Udelar, Rodrigo Arocena, dijo ayer a LA REPUBLICA que invitó al presidente Tabaré Vázquez a conformar una avanzada de intelectuales uruguayos para colaborar con el plan de acción de la Universidad para los años 2010-2015. "El Presidente aceptó, por lo que nos pone muy contentos, pensando en los aportes que la Udelar puede llegar a hacerle al resto de la sociedad", explicó Arocena.
El presidente Tabaré Vázquez habría aceptado ayer mismo la invitación de Arocena. El primer mandatario se refirió en su discurso a la importancia del capital humano, la formación profesional, pero también la tolerancia y el trabajo. "Para que el Uruguay salga adelante debemos trabajar todos juntos" y "por suerte hay respeto y tolerancia entre los que piensan distinto" y eso "debemos fomentarlo para que Uruguay sea un país justo, solidario y para que la gente pueda vivir mucho mejor de lo que vive hoy". Agregó que en Uruguay "hay un gran capital humano" y pidió que se piense en el país productivo ya que "en Uruguay no hay nada que no crezca... Crecen las frutas, las legumbres, el clima es favorable y tenemos una de las mayores riquezas como el agua" pero "tenemos las mayores riquezas que es la de los jóvenes, la del pensamiento y los centros educativos, la Universidad es uno de los ejemplos". Aseguró que en Uruguay "hay trabajo para todos los jóvenes, tengan o no títulos universitarios, y si no hay trabajo, debemos generarlo".

"ES HORA DE TRABAJO"

"Esta alocución será breve, porque estamos en horas laborales, muy importantes para ustedes y muy importantes para el país, y no es hora de discurso sino que es hora de trabajo", comenzó diciendo el Presidente.
A su vez dijo que "por estos días estamos siendo sometidos a una ergometría permanente, pues están midiendo en todo momento y lugar la respuesta de nuestro corazón, a todas las emociones juntas", y "por ahora está resistiendo, pero no sé hasta cuando". Por tal motivo, Vázquez dijo: "Quiero agradecer las muestras de cariño y de respeto que han tenido las uruguayas y los uruguayos con quien habla".

Publicado en La República 3550