A 30 años del disco "Bicicleta" de Serú Girán


Tracción a sangre

El nombre de Charly García está íntimamente ligado al rock nacional desde hace casi una década. Con sólo nombrar a Sui Generis, aquel dúo -luego cuarteto- que se transformó en un verdadero fenómeno popular, se confirma lo antedicho. Luego de la separación de Sui Generis, García formó La Máquina de Hacer Pájaros; un grupo de mayor elaboración musical, pero que sin embargo, no llegó a "prender" en la gente (a nivel masivo) como lo había hecho el dúo.
Cuando la Máquina dejó de funcionar, García y Moro se unieron a David Lebón y Pedro Aznar, para dar forma a Seru Giran, una banda que a partir de su segundo disco obtuvo un resonante suceso en sus presentaciones.
Ahora, mientras espera que se solucionen los problemas que le impiden editar "Música del alma", Charly García ensaya intensamente junto a Seru Giran el material que integrará "Bicicleta", tercer álbum del grupo. Este trabajo -esperado ansiosamente por el público luego del éxito de "La grasa de las capitales"- se conocerá recién en los últimos meses del año.
Mientras tanto, el grupo ha adoptado una nueva política en cuanto a presentaciones: ahora se autoproducen, por lo que ya no harán más shows, sino que se dedicarán a tocar en los lugares que ellos elijan. El nuevo lema es: "Trabajar menos, pero mejor...".
¿Por qué se llama "Bicicleta"?
Por nada en especial. Bicicleta era uno de los nombres que hablamos pensado para el grupo. A mí, ese título me sugiere una cosa muy ingenua, simple, de tracción a sangre. Me da una sensación de música acústica. Y justamente este disco tiene bastantes temas acústicos.



Una música total

¿Cómo te sentís dentro de Seru Giran?
Muy bien. El grupo está sonando mejor que nunca. Hemos logrado una forma de ser que le llegó a la gente. Además estamos tocando con mucha polenta y por suerte, no estamos limitados estilísticamente. Queremos romper los prejuicios y hacer una música total. Buscamos lograr algo original, pero con influencias de Buenos Aires. Tocar una música que refleje lo que le pasa a la gente, y que a la vez refleje nuestras búsquedas musicales. Pedro aporta su gusto por el jazz; David el suyo por el rock, y yo, el mío por lo clásico. Mientras tanto. Moro experimenta con la percusión.
Creo que lo más importante es que todos nos estimulemos para que esto siga. De ahí que no haya problemas en que alguno de nosotros toque en grupos paralelos.
¿Tienen en mente algún viaje al exterior?
Sí. A mediados de julio nos pensamos ir a España. Estamos gestionando la edición de un disco allá, que sería una mezcla del primero y del segundo. Nosotros viajaríamos para apoyarlo y darnos a conocer. También existe la posibilidad de que grabemos un long play en estudios españoles.
De España nos vamos a Brasil para tocar en el Festival de Río de Janeiro, en agosto.

Sensación acústica

¿Se parece en algo "Bicicleta" a los otros dos discos del grupo?
A pesar de que tiene cosas de los dos primeros, "Bicicleta" es distinto. Por empezar es doble. Los temas los compusimos David, Pedro y yo. Todavía nos faltan algunas canciones para completar el álbum. Las que ya están listas son: "A los jóvenes de ayer", "Mercado", "Nayla", "Con los ojos cerrados", "Bicicleta", "Nueva ola", "Canción de Alicia", "Veinte trajes verdes" y "Cuánto tiempo más llevará".
Es probable que agreguemos algunos temas grabados en vivo. También va a ir un tema que Pedro grabó en su casa y que quedó fenómeno. La idea es hacer un mosaico, para que el disco tenga muchos climas diferentes. No queremos que suene todo igual como 'La Grasa...' Además va a haber temas que tocará David solo, otros a dúo con Pedro, también dúos de Pedro y míos, etc. Vamos a ser cuatro individualidades al servicio de la música. Pedro, además del bajo, tocará teclados y sintetizadores. Yo voy a tocar guitarra en algunos temas. Las voces las haremos David, Pedro y yo.
Algo muy importante de este disco son las letras, ya que cuentan historias, cosa que no ocurrió en 'La Grasa...' Las letras son cómicas, serias, satíricas. Incluso hay temas en los que hay un gran contraste entre la música y la letra. Buscamos lograr un clima muy especial. Queremos hacer algo popular, porque para nosotros "popular" no es mala palabra.
¿Existe competencia entre los grupos de rock argentinos?
No creo. Ahora estamos más unidos que nunca. Ya no nos tapamos los carteles de los recitales como antes. .. Al que noto dividido es al público. Cada uno tiene su "equipito" y no salen de ahí. Parece el fútbol. Están los que gustan del jazz-rock, los que prefieren el folk, etc.

Pero todos se cierran en el estilo que les gusta y dicen que el resto es una porquería. Eso es un error, porque el tipo que se cierra pierde inteligencia. De una vez por todas hay que comprender que la música no tiene casillas: es buena o mala.


PorSuiGieco, no

¿Es cierto que te negaste a un proyecto de reunión de PorSuiGieco?
Sí. En realidad nos negamos todos porque la idea no nació de nosotros (como la del original PorSuiGieco) sino del productor Daniel Grinbank. El nos ofreció grabar un disco en Los Angeles y luego volver a la Argentina para presentarlo en concierto. Lo único que nos motivaba un poco para reunimos era grabar en Estados Unidos, pero ninguno de nosotros quería -ni quiere- que PorSuiGieco se transforme en un negocio. Cuando el grupo vuelva será porque nosotros así lo decidimos. Y eso puede ocurrir en cualquier momento...
El problema mío es que estoy muy abocado a Seru Giran y no compuse nada en la onda de PorSuiGieco. Y componer de apuro no es algo que me guste. Otro ofrecimiento que tuvimos (en realidad fueron varios) fue de reunir a Sui Generis. Nos daban un montón de plata, pero tampoco aceptamos porque a pesar de que seria un negoción, musicalmente estaríamos forzados. Yo pienso que Sui Generis fue el producto de una época irrepetible. Y no es lindo vivir del recuerdo. Además, música como la de los Sui, yo ya no podría hacer más. Ahora mi grupo es Seru Giran, y a él estoy dedicado por completo.
¿Te molesta que la gente te pida temas de Sui Generis?
No. Incluso hay temas que me gustan y los toco. Lo que me molesta es que me pidan "El blues del levante". Ese tema yo lo hice como un chiste y resulta que se transformó en un himno. Es un blues cualquiera con una letra graciosa y nada más.
¿Qué pasó con el disco que se grabó en el Festival del Amor?
Estoy esperando que salga. Cada vez que voy a la grabadora me dicen que ya sale, que no me preocupe. El problema es que la compañía que tiene los derechos (Microfón) se lo quiere dar para su explotación a Music Hall por sólo dos años. Estos, a su vez, lo quieren tener por diez años.
A mi me gustaría que saliera ya, porque dentro de un tiempo no tendrá más vigencia. Será parte de la historia...

Fuente:
Magicas Ruinas (Revista Pelo)
TOMADO DE
http://charlygarcia.blogspot.com/