domingo, 31 de octubre de 2010

Escuelas serán recategorizadas según su contexto sociocultural en 2011


El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) realizará una evaluación nacional para revisar la categorización de los centros educativos según el contexto sociocultural de los mismos. Actualmente, unas 330 escuelas son categorizadas de "contexto sociocultural crítico" y reciben apoyo especial.



Por Matías Rótulo


El CEIP procura revisar el mapa nacional, para conocer si aquellas escuelas que en el año 2006 fueron consideradas de "contexto crítico" lo siguen siendo, y las que no lo eran, ahora lo son. Esto es con el fin de seguir adelante con un plan de trabajo que busca afianzar las medidas educativas en aquellos centros que forman parte de las capas más sumergidas de la sociedad. Desde las autoridades educativas se vienen revisando, además, los planes de acción en aquellos centros que más lo necesitan con apoyo socio pedagógico y formación en servicio para los maestros. La circular número 423 del 31 de agosto de 2010 del CEIP expresa que el próximo año se realizará la recategorización de "centros docentes de acuerdo a su Contexto Sociocultural". Tras la última recategorización realizada en el año 2006, dónde pasó de considerarse a 160 escuelas como de contexto crítico a 330, ahora el CEIP volverá a realizar una evaluación para determinar un nuevo mapa. El anuncio del CEIP por medio de la circular 423 fue expedido para que los maestros tuvieran en cuenta que en la elección de horas para el año 2011 podrían recategorizarse los centros dónde eligen su lugar de trabajo. Los maestros que trabajan en contexto sociocultural crítico reciben un 18% más de salario, ya que deben trabajar más horas en la coordinación, para que desde el mismo centro se dé impulso a las acciones para reforzar la acción educativa. Los centros considerados de "contexto sociocultural crítico" son aquellos que ocupan los quintiles 1 y 2, es decir en una escuela de 6. Algunas escuelas que actualmente están consideradas de contexto, y otras que están en los quintiles 3 o más, podrían ocupar otro lugar en el mapa que diseñará el CEIP en 2011. Por otro lado, de ubicarse más escuelas dentro del contexto sociocultural crítico, el CEIP espera contar con los recursos necesarios para atender las dificultades ya que deben aplicar un programa integral llamado "Aprender" que fue diseñado para "ayudar a superar las dificultades" explicó el presidente del CEIP Oscar Gómez a LA REPUBLICA. El jerarca agregó que "la recategorización de las escuelas implica hacer un estudio de la comunidad escolar y el contexto". Además, "se tienen en cuenta otras variables, tales como si los padres de los niños tienen o no trabajo". Según Gómez "en los últimos cinco años la situación ha cambiado en lo social y es por eso que debemos volver a realizar esta recategorización para tener bien claro dónde estamos parados".

NO ESTIGMATIZAR

El CEIP viene llevando a cabo el programa Aprender que está integrado al "Impulso a las Políticas de Inclusión Académica orientada a la superación de las inequidades en la distribución social del aprendizaje". Las escuelas comprendidas en el programa Aprender "tienen una atención especial, con el trabajo de los maestros en coordinación con la dirección de los centros". Los maestros, que como ya fue dicho reciben un pago especial por más horas de trabajo en escuelas que están integradas a este programa además reciben capacitación en servicio. Para las autoridades "es indispensable que se apunte a una formación docente especializada a tales efectos" dijo Gómez. El maestro "sigue siendo un actor social de importancia en las comunidades" expresó Gómez. A su vez, con el programa Aprender se profundizan las acciones pedagógicas, el seguimiento de los alumnos, el material fungible (útiles escolares), alimentación, y demás. Las autoridades educativas, con la implementación de este programa quieren erradicar el término "escuelas de contexto crítico". "Nosotros sabemos que las escuelas tienen alumnos que viven situaciones críticas, escuelas en zonas con situaciones sociales bastante complicadas, y lo que debemos hacer es atender esas problemáticas que se nos presenten" explicó Gómez. De todas formas "lo que no queremos es estigmatizar a un centro llamándolo de contexto crítico y nada más, sino que debemos actuar para buscar soluciones".

Cambio de parámetros

Las categorizaciones en las escuelas públicas fueron sufriendo modificaciones en los últimos veinte años. En la década de 1990 se revisaron las categorías de los centros en base a dos índices educativos: la culminación de estudios de las madres, y la situación socioeconómica de las familias, incluyendo la tenencia de agua potable.

En el año 2006 se agregaron nuevos factores de estudio, proceso en los cuales participaron los sindicatos de maestros y las Asambleas Técnico- Docentes.

Allí se dieron cambios tales como el estudio del índice de ocupación de los padres. "Desde el año 2006 hasta ahora, en muchos lugares la situación cambió. Pensemos en Fray Bentos sin la planta de celulosa o con ella, que determinó la apertura de nuevos puestos de trabajo" explicó Gómez para justificar la realización de la recategorización en 2011.


Publicado en el diario La República del 31 de octubre de 2010