domingo, 14 de noviembre de 2010

En nombre del humor II Por Matías

ESA CAJA BOBA QUE NOS TRATA COMO IDIOTAS



Por Matías Rótulo


“Terapia de Pareja” es de los pocos programas nacionales dedicados exclusivamente al humor. Retoma el estilo que marcó una época con “Telecataplum” o “Plop”. Le agrega algo de condimento con temas de la “farándula” autóctona, farándula que para algunos comunicadores debería estar incluida en un capítulo anexo de “La Leyenda Patria”, y completa el cuadro con un paquete de chistes relacionados al sexo como para no quedar como sapos de otro pozo en Canal 4.

Terapia de Pareja muestra una evolución de los conductores y la producción. Han conseguido derribar la barrera de la simpleza aquella que se enmarcaba en un ida y vuelta por momentos improvisado de los primeros programas. Además, hemos podida observar un nuevo acercamiento al humor con originalidad y sin pudor. Para el público culto de la televisión (algunos televidentes miran la televisión como “cultos”, siendo una gran contradicción teniendo en cuenta el producto global que ofrece el medio televisivo), aceptar a Terapia de Pareja sería como una traición a la más noble de las tradiciones orientales: reconocer el esfuerzo de la gente, cuando la gente se merece ser reconocida por su esfuerzo. Debo aceptar (y tal vez decir que me taparon la boca y lo hago cada vez que escribo sobre Terapia de Pareja), que años atrás en esta columna, estuve pidiendo que quemen en público a Gaspar y Karina en el medio de una plaza pública por hacer “Ojo al piojo”. Tal vez fue el nacimiento de un hijo en común, o que Gaspar se dio cuenta que además de hacer muecas como Maximiliano de la Cruz (Maximiliano de la Cruz sigue haciendo las muecas en un eterno “stand up” que no ha cambiado desde que hacía el “Club de las Tortugas Ninjas”), puede crear personajes, generalmente parodiados, haciéndolos propios y –hay que decirlo-, con risas generadas espontáneamente. El programa maduró, comenzaron a jugar con la situación que los une, la de la relación de pareja que además es una relación laboral. Karina no deja de abusar con el llamado de “gordo” a su esposo. Gaspar no deja de hacer el papel de sometido a su esposa, y así construyen un espacio propio, un programa de televisión que se ganó un espacio en la grilla de Canal 4. Un espacio que durante mucho tiempo fue bien tarde, cosa de hacerle competencia a Mariano López y ese imprescindible informativo de madrugada que emite Canal 12, al término del programa de Tinelli.

En nombre del humor

Gaspar y Karina se permiten parodiar la propia realidad televisiva. Se ríen de los suyos, de sí mismos, y lo mejor de todo, proponen que el público se ría con ellos. “Voces afónicas”, la parodia al aviso por el cambio de numeración telefónica, la canción de “Anda” cantada por Natalia Oreiro, y demás propagandas y programas parodiados por Gaspar y Karina, son algunos de los ejemplos más conocidos por el público. Parodiaron la realidad política, y series de televisión con esmero y con libretos bien diseñados. El programa intenta retomar la tradición de la parodia que marcaron una época en programas como “Plop”, y mantener un estilo. Agrega algo de frivolidad (infaltable aparentemente para los tiempos que corren), y ya no solo parodia a nuestra creciente farándula, sino que la humilla. Pues Gaspar y Karina intentan en nombre del humor hacer humor, y de ahí que nos hagan reír depende de cada uno.

*****************************************************************


Día Perfecto y una

noticia sin confirmar

“Habló Cerati” fue el titular del martes de mañana en “Día Perfecto” dada por una de sus co-conductoras del programa. La noticia refería a que el músico argentino había pronunciado palabras tras sufrir meses atrás un accidente cardiovascular en Venezuela que lo mantiene en coma en Buenos Aires desde hace un tiempo. La noticia difundida, sin más confirmación que lo que circulaba en Internet, ya había sido desmentida en la web, al momento de darla a conocer en el programa matinal. Esto también le ocurrió al portal www.elpais.com.uy que difundió la noticia a pesar de haber sido desmentida por la fuente de la misma:www.primiciasya.com. La noticia publicada en Primiciasya y que después resultó falsa, fue la siguiente: “esta noticia fue recibida por una fuente CONFIDENCIAL a un directivo de nuestro portal y re-confirmada con personal de servicio del instituto médico donde se encuentra internado el vocalista. Según trascendió entre el personal del lugar el ex agua-mono habló en voz baja con una de las enfermeras pidiendo una guitarra y un canapé de aceitunas negras y queso light. Ante tal acontecimiento al regresar el personal con las solicitudes el paciente se encontraba roncando nuevamente” (SIC). El director del sitio web Primiciasya, Jorge Rial ya había desmentido la misma, ya que había sido producto del “hackeo” del portal de noticias del espectáculo argentino. El País informó en la misma mañana del martes que “Hackers colgaron información falsa sobre Gustavo Cerati” y agregó “la web de Primicias Ya fue blanco de los hackers que difundieron en el portal la falsa noticia de que el músico Gusavo Cerati habría pronunciado varias palabras al personal médico que lo atiende. El periodista argentino Jorge Rial, responsable de la página, pidió en su cuenta de Twitter ‘disculpas a la familia’ y se lamentó ‘que jodan con Cerati’”, tal como citó El País el martes.


Publicado en el Semanario Voces el 12 de noviembre de 2010