martes, 2 de noviembre de 2010

Plan de Alfabetización cambiará la estrategia para atraer más interesados

Satisfacción. Varios miles de personas dejaron de ser analfabetas con este programa.

Readecuarán: "En el país de Varela, Yo sí puedo" en 2011.

Por Matías Rótulo


El Plan de Alfabetización "En el país de Varela, Yo Sí Puedo" comenzó en el año 2007 siendo parte de una experiencia que "desde un principio buscó cambiar la realidad", tal como dijo ayer el director del área de Jóvenes y Adultos de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Felipe Machín. Siguiendo el modelo de alfabetización creado en Cuba, y adaptado a la cultura de nuestro país en la temática, con la realización de videos que representaban una clase, filmados en Cuba por actores uruguayos, el maestro alfabetizador tenía la herramienta para poder enseñar a leer y escribir en tres meses, tal como lo dispone el plan. Además, dentro del aula, se generaban historias que tenían como protagonistas a cada uno de los estudiantes y los maestros. "Es un proyecto muy especial, nos permite encontrarnos a nosotros con una variada gama de realidades y al final se genera un vínculo difícil de describir" dijo Nancy, maestra alfabetizadora, a LA REPUBLICA. El Plan de Alfabetización, que comenzó el 19 de marzo de 2007 (aniversario del natalicio de José Pedro Varela), llegó a todos los contextos, en todo el país, para personas que por diversas razones han dejado de estudiar. Mirtha (65), alfabetizada en 2008), contó a LA REPUBLICA: "Yo había ido a la escuela hasta segundo y ahí murió mi madre y tuve que hacerme cargo de mis hermanos más chicos junto con mi abuela. No pude seguir". Jeni (70), que se alfabetizó en 2008, explicó: "Nos fuimos del país cuando yo tenía 5 años, vivimos en la frontera con Uruguay y nunca me enviaron a la escuela". Hoy puede "leer, escribir, con dificultad, pero contenta". Estas realidades se viven a lo largo y ancho del país con un proyecto que si bien es categorizado como exitoso, pretende que tenga otra llegada a aquellos que aún son analfabetos. Si bien el proyecto está asegurado para realizarse el próximo año, aún no se definieron las condiciones, aunque ya está clara la idea de profundizar un plan de acción con líderes zonales y publicidad masiva para "que aquellos que tienen cierto temor, o vergüenza, los dejen de lado, para que dejen de lado la estigmatización y realicen el curso", explicó el director del Area de atención de colectivos vulnerables del Mides, Yamandú Ferráz.

Tras tres años de realización y 5.700 alfabetizados (de unos 32 mil detectados en todo el país), en 2011 se propone desde las autoridades -la ANEP y el Ministerio de Desarrollo Social (Mides)- profundizar las campañas que posibiliten ampliar la cantidad de aspirantes para alfabetizarse. La idea de las autoridades es "llegar a más personas y lograr aumentar el número de aspirantes". Desde el año pasado se envían mensajes de texto promocionando el plan de alfabetización, además de realizarse una fuerte campaña mediática del proyecto.

REALIDAD

En 2009 la División de Monitoreo del Mides presentó las estadísticas generales sobre las características de los protagonistas del plan de alfabetización. En el estudio se reveló que la mayoría de los protagonistas tenía entre 35 y 44 años de edad. Este porcentaje representaba al 29,13% del total. A su vez, el año pasado, el 64,18 % eran mujeres. Otro dato significativo fue que el 45 % de los beneficiarios nunca había asistió a un centro educativo, mientras que el 54,30 % había cursado primaria. Según Ferraz, "es importante tener en cuenta que muchos de los participantes no habían concurrido nunca a un centro educativo". El jueves 14 de octubre se realizó en el Salón de actos del Mides el acto de graduación del programa, donde 90 personas recibieron su diploma tras tres meses de estudio. "Aún tenemos varios grupos en todo el país que están funcionando y este año esperamos llegar a las 700 personas alfabetizadas", explicó Ferraz.

El director de Jóvenes y Adultos de la ANEP, Felipe Machín, dijo ayer: "Debemos juntarnos a revisar lo hecho hasta ahora con el Plan de Alfabetización, y con base en los aciertos y errores, mejorar la experiencia". En 2007 se aplicó un plan piloto. "En aquel año el impacto fue muy importante pero ahora sentimos que es más necesario volver a darle un impulso al plan".

EDUCACIÓN DE ADULTOS

Machín se mostró ayer contento con la iniciativa del Codicen de incluir un capítulo del presupuesto para la educación de jóvenes y adultos. "Es la primera vez que se tiene en cuenta la educación de jóvenes y adultos. Realizamos un trabajo a lo largo y ancho del país, atendiendo las necesidades de la población", dijo.

Machín recordó que se atiende la alfabetización, la capacitación profesional, la educación en cárceles, y se destinan acciones a la reincersión educativa desde los 15 años de edad. Según el proyecto de Ley de Presupuesto presentado por la ANEP, "la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA) tiene sentido sólo si contribuye a mejorar las condiciones de vida y por lo tanto favorece al desarrollo humano e integral entendido como la mejora de la calidad de vida de las personas".

La Ley de Educación 18.437 establece la creación de un Consejo de Educación no Formal, y de hecho desde la secretaría estatal se piensan acciones tales como la de un censo para conocer la realidad de este tipo de educación que abarca buena parte de la educación de jóvenes y adultos, para que ésta área no continúe "relegada" y "con magros presupuestos".

Publicado en La República el 2 de noviembre de 2010