sábado, 24 de marzo de 2012

Propuestas para Tinelli (ESA CAJA BOBA QUE NOS TRATA COMO IDIOTAS)


Por Matías Rótulo (Publicado por el Semanario Voces el 22 de marzo de 2012)

 

Los programas de televisión que se centran en “la vida misma”, son la vida misma de la televisión. Marcelo Tinelli comenzará en muy pocos días su gran show, y en las últimas horas trascendió la intención del productor, conductor, Dios todo poderoso, de citar para su concurso de baile (donde el baile importa muy poco),  a un habitante de las Islas Malvinas y a un ex combatiente de la Guerra de Malvinas. Lo que sigue es una serie de recomendaciones a Tinelli para que tenga en cuenta en el futuro.

La cosa es enfrentar. Se trata de una intensa búsqueda de personajes antagónicos, no desde su construcción como personajes (como pueden ser los tres hermanos Karamazov, y el hijo bastardo de Karamazov), sino desde sus peculiares relaciones ocasionales en los medios de comunicación.
Paso a explicar brevemente de qué se trata esta historia. Santiago Bal, ex esposo de Carmen Barbieri a quien supuestamente le fue infiel, sería jurado junto a su ex esposa en el ciclo 2012. El hijo de ambos, enojado con su padre por la infidelidad a su madre, y con su madre por apartarlo del espectáculo teatral que su padre y su madre dirigían antes del engaño en cuestión y  la vuelta del ex esposo de su madre Carmen al espectáculo (¿Me siguen?) también estaría bailando en el programa. A esto se suma que el ex esposo de Carmen (el que se sumó al espectáculo que su ex esposa tenía con su ex esposo), también estaría bailando, y por ende será competencia del hijo de Carmen y juzgado por su ex esposa y ahora compañera de trabajo (se especula actualmente con un nuevo romance entre ambos), y por el ex esposo de su ex esposa, el señor Bal. También estaría la amante del señor Bal. Es como el Frente Amplio en la busca de un Presidente pero sin los comunistas operando y los del MPP haciendo lo mismo que los comunistas y mucho más aburrido pues Constanza en ropa interior y Lorier colgado de un caño no son nada estimulante. Tampoco lo son haciendo política, pero ese es otro tema.
Volviendo a la cuestión de Tinelli y su programa, si a alguien le interesa saber qué es eso de los “Hermanos Karamazov”, pueden comprar el libro en cualquier librería, es de un ruso, el señor Fiodor Dostoievski, uno de mis autores favoritos.
Sí, claro, una cosa no tiene que ver con la otra pero la mención al libro era para aquellos que dicen que la literatura no puede competir con la televisión. No puede.
Es así como Marcelo Tinelli acumula una treintena de participantes que en algún momento salieron unos con otros, se acusaron, se robaron, se pegaron, tuvieron sexo, tuvieron asma, tuvieron a Tinelli, tuvieron caspa, y todo eso que tuvieron, lo deja a Tinelli como mediador de las situaciones vividas y televisadas con un único fin: estar con Tinelli.
Es así que de modelos que muestran vaginas en la televisión abierta, modelos que muestran sus penes (aclaro: no es necesario ver los órganos sexuales antes nombrados siendo que son constantes las referencias, las insinuaciones y las delgadas capas de tela que cubren los más íntimo del cuerpo de los participantes), y todo pasa como una gran espectáculo, para toda la familia.
Es que además hay un sueño: alguien que espera tener como recompensa una solución para un problema, por ejemplo, que se arregle el techo de una escuela para discapacitados. ¿No vale la pena todo esto?

 
Llegamos así a peleas entre personas que se hacen llamar “profesionales” del baile o “artistas profesionales” que en vez de estar haciendo cosas de profesionales, por ejemplo en un teatro con Alfredo Alcón, prefieren ser bastardeados frente a miles de personas.
 Los insultos son discriminatorios, abusivos, gritados, violentos, y Tinelli pone la misma cara de borrego degollado de Bordaberry en su pelea con Rafael (no lo nombro porque después se sube al carro del éxito) en “Zona Urbana”. La imagen de un cordero degollado incluye la lengüita para afuera del conductor que no deja de babosearse con su galería de objetos sexuales rellenos de siliconas.
Las peleas cuentan con acusaciones de enfermedades graves que van desde el Sida, la drogadicción, desmayos al aire y personas riéndose de los desmayos al aire, quejas por dolores musculares y personas dudando de las quejas de los dolores musculares, y caries disimuladas por una bella sonrisa en HD y un primer plano a las nalgas.
Entonces, Tinelli pensó en (según lo que se comenta), además de enfrentar a un circo de estrellas (algunas internacionales que duran dos semanas y después no aparecen más) a un sobreviviente de la Guerra de las Malvinas (que en las últimas horas dijo que no participaría) y a un habitante de las Islas reclamadas por Argentina.
¿Qué podemos esperar en el futuro? Tal vez la siguiente lista podría darle una mano a Tinelli. Aclaro que las propuestas son casi todas de mal gusto, pero me quedo corto teniendo en cuenta lo que ocurre cada noche en  Show Match.
1.       Invitar a Fernando Parrado y al periodista que se le ocurrió titular en un diario que hubo “Canibalismo” en los Andes (de pésimo gusto pero Parrado ya tiene cancha con las cámaras)
2.       Un enfermo de Sida y uno de Cáncer para saber qué enfermedad es peor (terrible mal gusto).
3.       A los enfermeros asesinos en serie y a los familiares de los fallecidos (de muy mal gusto pero rendiría muy bien al aire porque es un tema de actualidad).
4.       A José Mujica y al veterano que le gritó “Pepe, mirame” (iba a proponer al periodista al cual Mujica le dijo “nabo” hace poco tiempo, pero tras quedarse calladito cuando el Presidente, haciendo uso de una autoridad que no tiene le dijo que se fuera, no creo que dé para una pelea en el ring de Tinelli).
5.       A Nicolás Cotugno y a una mujer que abortó. (Tal vez Cotugno llora, llorar siempre es positivo para la audiencia porque la deja atrapada frente al televisor. Sobre la mujer abortada, no creo que le importe mucho a la televisión lo que tenga que decir, la van a acusar de lo peor del mundo).
6.       Al senador Eduardo Lorier y al dueño de “El Gauchito de Oro” firma comercial a cargo de Mc Donalds en Uruguay (de pésimo gusto. Lo que es de pésimo gusto es que lo nombre a Lorier dos veces en una misma columna).
7.       A los conductores de “Verano Perfecto” y “Día Perfecto” y un libro (de mal gusto... para el libro).
8.       A Nano Folle y un peine.
9.       A los que piden la baja de la edad de imputabilidad y un menor infractor (por cierto, podríamos citar al hijo de alguno de ellos que en algunos casos, son infractores, ¿Verdad señor diputado…?).
10.    A Gorzy y la humildad (a mi tía Yeya le gusta Gorzy).
11.    A Gorzy y Sánchez Padilla (la tía Yeya se cachondea más con Sánchez, debe ser por la edad).
12.    A Gorzy y Paco Casal (será uno de los pocos momentos de amor en el programa).
13.    A Gorzy y el resto del mundo (ojo, a mí me cae bien Gorzy y en algún momento pienso ser panelista de “Buscadores”).
14.    A Petinatti y una idea nueva para su programa radial.
15.    Al hijo de puta (hablo en general y no sobre nadie en particular) que especula con que el hallazgo de restos en el Batallón 14 es una movida política y el resto de nosotros para poder decirle en la cara que es un hijo de puta.
16.    A "Fata” Delgado y el cantante de “Motosierra”.
17.    A Dios y el Diablo (a Dios lo va a defender Cotugno).
18.    A Gregorio Pérez y Damiani (a Gregorio ni Dios lo defiende).
19.    A Damiani y la hinchada de Peñarol.

 
La lista sigue, y todos soñamos con posibles enfrentamientos en el programa de Tinelli. Se nos pueden ocurrir brillantes y tristes ideas sobre posibles enfrentamientos, pero siempre Tinelli nos va a sorprender, porque nosotros aguardamos ser sorprendidos ya que nos tenemos paciencia para leer las 684 páginas de los Hermanos Karamazov.