viernes, 2 de marzo de 2012

Se inició el año escolar entre claros y oscuros

Por Matías Rótulo (publicado el 2 de marzo de 2012 en el diario La República)

Situación De Escuelas
Unos 370 mil niños comenzaron ayer las clases en Primaria. A pesar de haber varias obras sin terminar las autoridades no suspendieron los cursos. La Asociación de Maestros decidió no dar clases en seis centros ante la situación de problemas edilicios.

Hace un año pidieron una Escuela de tiempo completo y el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) decidió concretar el proyecto. Los padres y los alumnos no sabían del inicio de las obras y ayer al inicio de los cursos en primera instancia hubo preocupación y tras el diálogo con las autoridades educativas, algunos padres no dejaron a sus hijos y otros agradecieron por el comienzo de las obras.

Los salones estaban vacíos y sucios. “Esto es una vergüenza” dijeron dos padres manteniendo tomados de la mano a sus hijos. Afuera, había despedidas de padres que se iban a trabajar con niños que entraban corriendo y que eran advertidos por la maestra “no corran, hay agua”. Es que la claraboya de la escuela 24 de Agraciada y Nazassi ya no estaba al ser puesta en reparación.

El edificio de 120 años presentaba serios problemas en el techo. “El año pasado nos llegó un expediente con la firma de los padres para que la Escuela pase a ser de tiempo completo” explicó la consejera de Primaria Irupé Buzzeti que ayer visitó el centro para explicarle a padres, maestros y alumnos la situación. En una reunión organizada en el patio, Buzzeti dijo “un padre consideró que esto es una vergüenza, y yo lo que creo es que en primer lugar le estamos dando respuesta a los pedidos de los padres, y en segundo lugar, reconocemos que hemos tenido problemas”.

Uno de esos problemas fue con los baños químicos para los maestros que ayer al mediodía no habían llegado. El otro problema fue que la empresa de limpieza contratada malentendió la indicación de Primaria y no limpió lo salones para que queden prontos para albergar a niños y maestros. De hecho, varios padres con las maestras limpiaron los salones, mientras los niños aguardaban la entrada a clase. Después, tuvieron que acomodar las sillas y las mesas para que comiencen los cursos.

Quejas

Algunos padres no vieron con buenos ojos que las clases no se suspendieran en el día de ayer. Para Irupé Buzzetui “no se pueden suspender, porque además las obras llevarán un año y por un año no se pueden parar las clase”. Otros padres reclamaron el cambio de sus hijos ya que en el patio central, así como en el resto del instituto, había materiales de construcción. “Mi hijo tiene alergias y no puede estar acá” explicó la madre a LA REPÚBLICA. Después, las autoridades le propusieron un cambio de escuela momentáneamente.

La institución puede albergar 240 niños, y en los últimos años los padres habían clamado una escuela de tiempo completo, lo que requería una obra de un costo aproximado al millón y medio de dólares. “Yo le agradezco a las autoridades por haber venido a dar la cara, y por cumplir lo que nosotros como padres queríamos” dijo uno de los padres en la reunión realizada ayer. Otros, manifestaron que no habían estado de acuerdo con la propuesta de la mayoría.

La escuela en los últimos años venía manteniendo una baja en la matrícula. “Vamos a tener la mejor escuela del barrio y de tiempo completo” dijo Buzzeti. Para los padres “que nuestros hijos estudien entre la mugre, y con obreros trabajando no es lo mejor”. El debate se extendió por pocos minutos más, y finalmente los padres entendieron que debían colaborar para mejorar la escuela. Algunos se fueron con sus hijos a sus casas, algo que para muchos niños fue una decepción, ya que tendrán que esperar por lo menos hasta mañana para volver a la Escuela.

Seis escuelas sin clase

La Asociación de Maestros (Ademu), definió que no inicien las clases en seis centros educativos de la capital. Según supo LA REPÚBLICA, en San José, Maldonado y Colonia se registraron quejas de los padres por algunos centros o que no han sido reparados o que estaban en obras. En Montevideo, Ademu decidió hacer paro 138, 332, 168, 336, 64 y 308. Estos centros están en los barrios barrios Manga, Municipal y Gruta de Lourdes. Según Irupé Buzzeti, “tenemos varios centros que están en situación o de arreglos, o que están por ser entregadas las obras”. Según el Presidente del Codicen José Seoane, másde un 40% de las obras están en marcha del total de centros planificados a reparar tanto en Primaria como en Secundaria. Ademu Montevideo solicitó ayer nuevamente a las autoridades ya que “hay 181 locales que fueron verificados por Ademu, de los cuales la mitad tiene serios problemas edilicios”, explicó la Secretaria General de Ademu Daysi Iglesias.

Traerán maestros de Artigas a Montevideo

El CEIP decidió traer maestros del departamento de Artigas, donde los profesionales aceptaron trasladarse a la capital para poder paliar la falta de docentes. Según estimaciones de Primaria, si bien aún sigue la elección de horas, hacen falta unos 130 maestros más en Montevideo. Según la consejera Irupé Buzzeti en diálogo con LA REPÚBLICA “estamos esperando a que termine la elección de horas, y si los maestros de Artigas o de otros departamentos están dispuestos a venirse a Montevideo, serán muy bienvenidos”.

La falta de maestro responde a varios factores. Uno de ellos es la disminución del egreso de los institutos normales, la creación de nuevos grupos “y que para muchos maestros no es estimulante la carrera en cuanto al salario” explicó el Secretario General de la Federación Uruguay de Magisterio Gustavo Macedo.

El Presidente en ejercicio de Primaria Héctor Florir manifestó que trabajan para resolver, en los primeros días de la próxima semana, la provisión de unos 250 cargos de maestros y profesores de Inglés y Educación Física, en todo el país. Por ese motivo se autorizó la elección de un segundo cargo para docentes en otros centros educativos. Agregó que este año en Primaria los alumnos tendrán un curso con una duración de 185 días reales y efectivos de clases.