sábado, 28 de abril de 2012

El Hospital Vilardebó le declara la guerra a las ratas


Por Matías Rótulo (Publicado el 28 de abril en La República)

El Hospital Psiquiátrico Vilardebó enfrenta un problema histórico. Según los funcionarios la invasión de roedores aumentó en el último tiempo. Afirman que algunos internos fueron mordidos por ratas, aunque las autoridades de ASSE lo desmienten. Actualmente se fumiga el edificio, pero los vecinos reclaman pues los animales se mudan a sus casas.
Hospital Vilardebó (foto La República)
Las ratas corren como locas en el predio del Vilardebó. De noche salen de sus cuevas y algunos funcionarios aseguran que los mismos internos les dan de comer. “En Millán, de mañana se ven ratas aplastadas por las ruedas de vehículos”, explicó Sonia, comerciante de la zona. Entre mitos y verdades, el problema de los roedores en el hospital psiquiátrico está siendo combatido de urgencia por las autoridades. Sin embargo, los animales resisten o se escapan a otros lugares. La antigüedad del edificio de 130 años ubicado en Millán 2515, donde además convergen allí las aguas servidas de la zona, genera que el problema persista.
En una escuela cercana al Hospital Vilardebó hay algunas ratas. Los padres advirtieron que “cada vez que se fumiga el hospital, las ratas se vienen para acá”. Esta situación se repite en la casa de algunos vecinos que aseguran haber presentado quejas años atrás ante el Ministerio de Salud Pública (MSP).
Pero el propio Hospital Vilardebó enfrenta por estos días este problema que ya es histórico, tal como lo definen tanto funcionarios como jerarcas de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).
La presencia de ratas ha generado la alarma interna. Al punto “que hemos tenido que incrementar las medidas de prevención, pero también de erradicación de los roedores”, explicó la gerente general de ASSE, Alicia Ferreira, a LA REPÚBLICA. Según la jerarca, “hemos solicitado un informe a la administración del Hospital y se están llevando adelante varias medidas, una de esas medidas es la fumigación y la otra es la instalación de un sistema sonoro que las espanta”. Pero, dicho sistema y la fumigación, “da resultado pero son animales muy resistentes”. Los vecinos reclaman que las medidas tomadas por el centro de salud los afecta, ya que las ratas cruzan la calle o se quedan en la misma manzana pero fuera del hospital invadiendo fincas linderas.
rata Mitos y problemas
Algunos funcionarios afirman que los roedores son alimentados por los propios internos. Otros, dicen que se esconden en las camas y salen por las noches. “Hay muchos mitos al respecto”, respondió Ferreira que dijo desconocer el alcance real de las versiones. Si bien los funcionarios consultados dijeron que hubo casos de mordeduras, desde ASSE se dice lo contrario. “La situación de las ratas es un tema que está siendo combatido al igual que la presencia de otros invasores”. Según informó ASSE tras la solicitud de LA REPÚBLICA sobre la situación, también hay cucarachas y pulgas. Según los funcionarios consultados “hay un problema con la higiene en general, por un lado producto de que los propios internos no pueden darse cuenta del tema de la limpieza, y por otro lado porque es una institución enorme con sus carencias”. Según los funcionarios, el mayor problema se da a nivel de la planta baja. “Acá estamos arriba de un gran pozo negro”, dijo una auxiliar, en referencia al colector que según Ferreira “es una de las causantes de la presencia de ratas”. Ferreira dijo que también se ha venido trabajando con el MSP así como con la Intendencia de Montevideo para darle solución al problema, pero que no se ha planteado cambiar de lugar el colector.