lunes, 14 de mayo de 2012

Mujeres que quieren recuperar su vida tras la violencia doméstica

Por Matías Rótulo (Publicado el 14 de mayo de 2012 en La República)



Las víctimas de violencia doméstica pueden ser tanto adultos como niños. Este año murió una mujer cada quince días, en promedio, y hubo otros dos casos que determinaron la muerte de dos niñas. Las víctimas quedan indefensas.
Mujeres De NegroAlgunas mujeres vuelven a la vida normal o lo intentan pero la violencia doméstica deja secuelas graves (físicos y mentales). Muchos casos son conocidos tras un asesinato. En el caso de los niños pueden quedar huérfanos, ya que uno de sus padres mata al otro (generalmente el hombre a la mujer), o deben vivir con el recuerdo de haber sido testigos de la violencia. Este año ya murieron dos niñas. El Estado intenta ayudar a nivel familiar en la recuperación mediante la intervención en el núcleo familiar.
“Lo amé”. Araceli mira al piso y aprieta el estuche de los lentes con su mano derecha. Más tarde, con esa misma mano sostendrá el pañuelo con el que limpiará sus lágrimas. “Yo quiero que cuentes lo que se sufre, que le digas a la gente que se puede prevenir. Pero no es un tema de amor o no amor, sino de violencia, muchas veces justificada por el rol masculino. Afecta a la que es abusada, a sus hijos, y siempre “hay un pedido de perdón, una sonrisa, unas flores y un perdón que es como una pausa hasta que de nueva viene el golpe, los gritos, los abusos”, explicó Araceli.
Después, confiar de vuelta en un hombre “lleva su tiempo”, indica. Ella estuvo dos veces internada en 1997. Ese año su hija fue una tarde a la escuela con un brazo fracturado y cuando una maestra le preguntó, “ella, por miedo, dijo que se cayó de una bicicleta; tenía por ese entonces 8 años”. Araceli cayó encima de su hija tras ser empujada por su esposo y la hija se fracturó la muñeca. “Podía soportar que me pegaran a mí, pero lo que pasó con mi hija, que ya venía siendo víctima de la violencia porque veía todo, me superó. Hice la denuncia, pero los golpes siguieron”, dijo Araceli.
María Elena Mizrahi, integrante del Consejo Nacional Consultivo de Lucha contra la Violencia Doméstica, por el INAU, explicó que “existe violencia doméstica cuando es remitida directamente hacías las mujeres, pero muchas veces los niños son víctimas de la violencia doméstica ya que son testigos de la violencia y la sufren de distintas formas”.
Volver a empezar
Muchas víctimas no tienen la oportunidad de cambiar de vida. Raquel perdió a su hermana. Fue asesinada. Ella misma fue víctima de violencia doméstica. “Yo no creo que él se rehabilite. Está preso y en la cárcel uruguaya paga lo que hizo, pero después, ¿qué pasa?”, dice con respecto al asesino de su hermana de 25 años. En cuanto a su propio caso, “hemos tenido contacto de nuevo, pero de lejos, porque tenemos hijos en común”.
Mizrahi dijo que es “necesario crear conciencia social sobre estos temas, trabajar y prevenir, pero también seguir colaborando en que el tema tenga visibilidad”. Para Araceli, “él (su ex marido) no va a cambiar si no quiere” aunque “desconozco si ejerce violencia contra su nueva pareja”. En cambio, desde su propia situación, Araceli dijo que “es posible una nueva vida, yo la estoy llevando a cabo, con mucha ayuda profesional y de la familia y estoy saliendo adelante”. Mizrahi destacó que “se está trabajando a nivel familiar desde el Estado con la familia, brindándoles apoyo interdisciplinario”.
Dónde se puede pedir ayuda en caso de que usted sufra violencia doméstica
- A la comisaría de su zona.
- A la Comisaría de Menores o de la mujer.
- A la Secretaría de la Mujer IM: secretariadelamujer@imm.gub.uy – Tel: 2400 2561. (lunes a viernes, 10 a 16 horas)
- A Línea Azul (INAU) 0800 5050