domingo, 1 de julio de 2012

Controversia entre Uruguay y Paraguay por escuela pública

Por Matías Rótulo (Publicado 30 de junio en La República

El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) recibió el reclamo de la embajada de Uruguay en Asunción del Paraguay por parte de Paraguay para que se acepte que haya más de 30 niños por clase, que es lo permitido por Uruguay. El problema data de más de un año, y aún no ha sido solucionado.


Las relaciones entre Paraguay y el resto de los países del continente tienen un signo de interrogación tras la destitución del ex presidente Fernando Lugo y la asunción de Federico Franco. Pero anterior al proceso que determinó que el viernes 22 de junio se suspendieran las clases en la Escuela del Solar de Artigas, mientras se realizaba el juicio político en el Senado a Fernando Lugo, es el motivo de controversia de nuestro Estado con el paraguayo. La escuela pública uruguaya que funciona en el solar de Artigas, lugar donde vivió el héroe de la patria oriental es motivo de controversia desde hace un año. El motivo es la cantidad de alumnos por clase que recibe la institución. Paraguay es mirado de reojo por las naciones de América Latina. El proceso de destitución de Fernando Lugo y la toma del poder por parte de Federico Franco trajo el reclamo internacional, inclusive del gobierno uruguayo. Pero más allá del problema macro político, existe una controversia que surgió hace un año entre nuestro Estado y el de Paraguay.

La escuela que funciona en el solar de José Gervasio Artigas, y donde los alumnos paraguayos y uruguayos concurren con túnica y moña y aprenden en base al programa oficial uruguayo, está en la mira del Estado paraguayo. Hace un año, la embajada uruguaya en Paraguay recibió el reclamo del gobierno por la aceptación de niños en la institución pública. Dicho reclamo fue trasladado al CEIP. El presidente Héctor Florit dijo que el CEIP “recibió el reclamo que llegó desde la embajada” y que “establece que desde el gobierno paraguayo de entonces se entendía que la escuela pública de Uruguay debía funcionar con las normas de una institución privada”. Empero, para las autoridades uruguayas “es una institución pública, y por ende, debe funcionar con las normas de la escuela pública uruguaya”. El punto de conflicto es la inscripción de más niños por clase. “Allá se permiten hasta 40 niños, pero acá (en Uruguay) las normas y las políticas educativas solo permiten 30 niños por clase”, explicó Florit. Hasta el momento no hubo una comunicación del nuevo gobierno. “Pero de todas formas hace un año que venimos discutiendo sobre este tema”, agregó Florit.
La historia reciente
Si bien hay diferencias diplomáticas entre Uruguay y Paraguay por la destitución de Fernando Lugo, así como del resto del bloque de países de la región, para Florit “no hay razón para pensar en un posible retiro de la escuela pública que funciona en Paraguay”. Para Florit “la educación, la escuela pública debe ser un lugar de defensa de la democracia”. Dijo que “solo fui advertido que el viernes 22 se suspendían las clases porque había un clima difícil”. Ese fue el día en el que el Senado destituyó a Fernando Lugo. Florit no quiso opinar sobre cómo se enseñará en la escuela uruguaya el proceso reciente, pero adelantó que “será tenido en cuenta por la inspección técnica y los docentes”.

M.R.