lunes, 4 de marzo de 2013

¿Cuota política o credenciales técnicas? La bicicleteada de los cargos ministeriales


“Yo a Ehrlich le dije: ´Mirá que si yo llegara a ganar, el primero que volás sos vos´;
 porque es un abuso de mayoría, no podés tener la presidencia y la intendencia,
para mí es una inmoralidad, ¿entendés? Es una inmoralidad” José Mujica en Pepe Coloquios.


Eduardo Lorier se subió a una bicicleta con Mujica en la campaña para las internas 2005 y desde ahí comenzó una carrera de acuerdos políticos en el gobierno que persiste y divide hasta hoy. ¿Qué debe primar a la hora de nombrar cargos políticos, en particular en los Ministerios? En 1998 el Frente Amplio criticaba la cuota política y el actual gobierno manifiesta públicamente su apego a las alianzas electorales. ¿Son nuestros ministros y subsecretarios cargos por encargo, o cargos por idoneidad?

Por Matías Rótulo (publicado en Voces el 28/02/13)

Mujica sacó un papelito de un bolsillo, los desdobló y miró dos veces el nombre. La Ministra a nombrar se llama… Se llamaba Ana Vignoli y su futuro cargo era el de Ministra de Desarrollo Social. El nombre cantado era un anuncio de un fracaso: no tenía el apoyo de Mujica porque Mujica ni siquiera la conocía (al menos eso se demostró en el episodio del papelito). En julio de 2011, dos años después del anuncio del papelito, tras una intensa ola de frío que dejó el saldo de seis personas sin techo muertas en la calle, Vignoli fue cesada y en su lugar quedó el por entonces Ministro de Salud Pública Daniel Olesker del Partido Socialista. Vignoli, histórica militante del Frente Amplio es integrante del Partido Comunista. Si bien el senador del Partido Comunista Eduardo Lorier aseguró a La República que “el único gran acuerdo que tuvimos fue que Mujica llegara a la Presidencia y Ana Olivera a la Intendencia de Montevideo” (tomado de la nota de opinión del 20 de febrero de 2013), los hechos indican otra cosa.

Cuando salió Vignoli, llegó la hora de poner a un socialista en el Ministerio de Desarrollo Social (Olesker) y ocupar el cargo libre en salud con otro comunista, cumpliendo con la cuota establecida por el acuerdo que Lorier niega. En ese caso fue el comunista Jorge Venegas el elegido para el cargo de Ministro de Salud. Recientemente salido del Ministerio de Salud Pública por una denuncia de inconstitucionalidad al ocupar su cargo sin haber cumplido con los requisitos de establecidos para los ciudadanos nacidos en el extranjero, el Partido Comunista puso de inmediato la artillería comunista se puso a la orden y empezaron a rondar los nombres hasta que quedó allí Susana Muñiz, militante del partido de la hoz y el martillo, que también fue conocida por Mujica una vez que asumió su cargo, tal como explicaron algunas crónicas periodísticas.


Una bicicleteada
El 22 de marzo de 2009 era un domingo soleado y los partidos políticos se preparaban para las elecciones internas. José Mujica, uno de los precandidatos del Frente Amplio salió a andar en bicicleta junto a dirigentes del Espacio 609, amigos y militantes. En la televisión y las fotos de los diarios se lo veía al futuro Presidente de la República con sus 75 años, un gorro rojo, una camisa clara y pantalón verde dando pedaleos ágiles y avanzando a buen ritmo por la calle. Atrás, como siguiendo el pelotón en su bicicleta estaba Eduardo Lorier: comunista, senador y uno de los artífices de la alianza que en parte le permitió a José Mujica y Danilo Astori (aunque en esa bicicleteada Lorier criticó al Partido Socialista y al otro precandidato Danilo Astori por apoyar un Tratado de Libre Comercio), a alcanzar el poder. Después, el Partido Comunista se reservó los cargos de Vignoli (cargo que en principio iba a ser ocupado por la comunista Ana Olivera y que quedó vacante a ser electa como Intendenta de Montevideo) y la participación en otros cargos esenciales pero en particular en las secretarías de Estado.

Antes denunciábamos
Algunos años antes, entre el 20 y el 22 de noviembre de 1998 se realizó el III Congreso Extraordinario del Frente Amplio denominado “Alfredo Zitarrosa”. Por ese entonces se veía ya el final del disputado segundo gobierno de Julio María Sanguinetti que dejó fuera de ese nuevo mandato de un mismo Presidente a varios nombres del primer gobierno democrático que lo tuvo como jefe de Estado en 1985. Estuvieron en el segundo período (1995-2000) Germán Rama (Administración Nacional de Educación Pública) un hombre con nuevas ideas sobre la educación que no había estado en el primer período, pero no Ricardo Zerbino en economía lugar ocupado por Luis Mosca entre otros. La alianza con el Partido Nacional por los cargos de gobierno se profundizó en 1999 cuando Jorge Batlle y Luis Hierro López pasaron a la segunda vuelta electoral y el Partido Nacional en un pacto histórico se volcó a las urnas para que la fórmula del Partido Colorado ganara finalmente aquellas elecciones del período (2000-2005). Este pacto – alianza estaba presente en la idea del Frente Amplio en el momento de su Congreso Alfredo Zitarrosa en 1998 ya que se especulaba con lo que sucedió: el reparto de cargos políticos entre blancos y colorados en una coalición que al tiempo de comenzar mostró fisuras y la consecuente ruptura. En los años siguientes, previo a 2005 se seguía hablando sobre la cuota y las alianzas como un aspecto negativo. Según José Mujica en el libro Pepe Coloquios “los partidos tradicionales lograron crear un hito cultural con su clientelismo, con eso que progresivamente en la décadas del 30 y del 40, empezó a caminar cada vez más y más; con Batlle fue explosivo. Lograron crear una cultura en el uruguayo medio común y corriente. Eso está presente y ése es el peligro que nos va a llevar a la tumba a nosotros, los frentistas”.
En la declaración final, el Congreso del Frente Amplio de 1998 expresó: “(…) Una política distinta de recursos humanos debe comenzar  a aplicarse desde los niveles de dirección, ocupándolos con  ciudadanos calificados para la tarea, rompiendo el esquema del ´premio consuelo´ ante el fracaso electoral y el reparto de cargos según lealtades políticas - no a la cuotificación política-”. Agregaba la declaración que “se deberá estudiar la posibilidad de que los plazos de permanencia en ciertos cargos no se correspondan con los tiempos políticos, y también el impedimento de ser candidato para quien los ocupe, para evitar que la gestión se transforme en un trampolín de lanzamiento preelectoral”.
En el Congreso “Tota Quinteros” del Frente Amplio del año 2001 Tabaré Vázquez expresó  “el uso abusivo de la mayoría parlamentaria para aprobar al galope leyes de urgente consideración y presupuestos. Y para que el galope sea disciplinado, se reparten cargos y ´gauchadas´”.
En el documento “Grandes lineamientos programáticos para el gobierno 2005 - 2009  porque  entre todos otro Uruguay es posible” aprobado por el IV Congreso Extraordinario  del Frente Amplio realizado del 20 al 23 de diciembre de 2003, se expresa: Los uruguayos y uruguayas, ya estamos acostumbrados a ver como se componen las coaliciones blanqui – coloradas: fundadas mucho más sobre la base de repartos de cargos (inclusive creando Ministerios) que en la defensa de los intereses de la nación. Cómo siempre aquellos que se apartan del gobierno (ante las contiendas electorales),  ´ofertan´ un sinfín de propuestas demagógicas plasmando en el discurso aquello que durante el gobierno de la coalición, no llevaron adelante.

Cargos por cuota
Ricardo Ehrlich es el Ministro de Educación y Cultura. Él mantiene la tradición que un ingeniero y ex decano universitario (en algunos casos hubo ex rectores como Ministro de Educación) estén al frente de la cartera de educación, cultura y el encargado de las fiscalías de corte. Hombre cercano a Mujica políticamente, presenta credenciales de apego político, y gestión (municipal), dicho esto sin valoración del Ministro al frente de una facultad y de la Intendencia de Montevideo. Su antecesora, María Simon pasó a ocupar la subsecretaría. Ella, también ingeniera, una lectora apasionada por la literatura que le dejó lugar a un maestro, más allá de reclamos provenientes del ámbito de la cultura que se hicieron sentir para que la ex Presidenta de Antel no dejara su cargo.  El maestro de profesión Oscar Gómez, que ocupó la Presidencia de Primaria en el actual gobierno, fue el sucesor de Simon.
En Relaciones Exteriores, el Ministro Luis Almagro es un diplomático de carrera con una amplia experiencia y contactos internacionales pero el Viceministro Roberto Conde ¿Qué credenciales presenta? Dice en el sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores que fue un alto dirigente del Partido Socialista (donde se encargó de las relaciones internacionales) y del Frente Amplio. Además “en el ámbito parlamentario ha integrado diversas comisiones: Presupuesto Público, Hacienda, Comisión Especial de Investigación sobre Pobreza en Uruguay y la Comisión de Asuntos Internacionales”. Desde el año 2003, “integró la Comisión Parlamentaria Conjunta del Mercosur”. ¿De relaciones exteriores sabía algo este socialista más allá de su actividad en el Partido Socialista y en el Mercosur? La misma Pregunta habría que hacerse cuando asumió Edgardo Ortuño: un profesor de historia de la Vertiente Artiguista que tomó la subsecretaría de Industria, o en el cargo dado como Ministro del Interior a Eduardo Bonomi (hombre de confianza de Mujica y ex Ministro de Trabajo en el anterior gobierno).
En salud, la cabeza política actualmente son dos médicos: Susana Muñiz y Leonel Briozzo. Anteriormente Jorge Venegas era un médico de carrera, y previo a él Daniel Olesker, un economista preocupado por ordenar administrativamente la gestión de salud. Olesker, en el momento de su asunción dijo que “el lugar ideal para un economista es el Ministerio de Desarrollo Social” lugar que ocupa actualmente como ministro ya que “se pueden desarrollar los planes sociales para mejorar la vida de la gente”.
En Industria, Kreimerman tiene crédito por experiencia como ingeniero químico. ¿Pero su subsecretario Edgardo Ortuño? Ortuño fue legislador por la Vertiente Artiguista que ocupa un cargo político. Se hizo camino al andar ¿Pero fue lo correcto para un Ministerio de Estado?
De la misma forma se ven cargos de relevancia política a personas allegadas al Presidente Mujica: Luis Rosadilla y Eleuterio Fernández Huidobro en Defensa, ambos compañeros de luchas añejas con el primer mandatario o el propio Almagro en Relaciones exteriores. En Economía los cargos son técnicos pero con un matiz político de acuerdo programático. El análisis se puede segur haciendo en todos los niveles del Estado.

Colegiados actuales
Si bien pasaron más de sesenta años de la reforma constitucional que determinó un gobierno colegiado, en los hechos, la institucionalidad del poder no fue muy distinta tanto en los gobiernos blancos, colorados como en los del Frente Amplio. Las diferencias y los acuerdos políticos por cargos se hacen evidentes en los momentos de decisión pero también en las crisis políticas. Esto quedó evidente cuando el pasado miércoles 22 de febrero se realizó un Consejo de Ministros extraordinario con el fin de que en filas de gobierno se dialogaran las diferencias a partir del intento de implementación del Impuesto a la Concentración de la Tierra (Icir). Tras un cuarto intermedio de un discutido Consejo de Ministros, el Presidente José Mujica manifestó a la prensa “el empeño del Poder Ejecutivo es que los compañeros ministros vuelvan a funcionar como un equipo”. Las diferencias entre astoristas, parte esencial del pacto político alcanzado en 2009 para lograr una fórmula política y el Partido Comunista y el MPP se hacen cada vez más evidentes. El Ministro Fernando Lorenzo (Economía) proviene del Nuevo Espacio es hombre de confianza de Danilo Astori. El vicepresidente Astori anunció en 2009 que iba a trabajar junto al Ministro en las políticas económicas y Mujica así lo anunció en un momento de paz que duraría hasta hace pocas semanas. Según La Diaria el 22 de febrero, Astori negó la posibilidad de una renuncia por parte de Lorenzo, a pesar de las críticas recibidas por algunos de sus compañeros de gabinete. En la polémica pública quedan varias preguntas planteadas tras los últimos cambios de gobierno (tanto que algunos se preguntan qué acuerdo determinó la salida del Ministro de Turismo Héctor Lescano). ¿Cumplió a la luz de los hechos el Frente Amplio con su mandato histórico establecido en sus congresos previos a ser gobierno? ¿Los tiempos cambian también para un partido que supo ser oposición buena parte de su vida y que al llegar al gobierno se olvida de esa etapa?
¿Tiene que ser un maestro el Ministro de Educación y un médico el de salud? ¿Tiene que ser un camionero el de transporte? ¿Deben los Presidentes fijarse en quienes van a llevar ideológicamente adelante el proyecto político? ¿Tendrían que respetarse los acuerdos políticos? O ¿Deberían evaluar las condiciones técnicas de los candidatos a los cargos públicos? Algunos se hacen camino al andar, otros comparten idoneidad técnica y militancia. El mundo político es como una carrera de bicicletas y la respuesta tal vez esté en el pedaleo que se da en la historia.