viernes, 27 de diciembre de 2013

Docente utiliza PC estatal para leer poemas con insultos mientras desnudo se toca los genitales

Este artículo es una denuncia. Pablo Da Silveira tiene razón cuando critica nuestra educación. No le podeos caer más a Ricardo Ehrlich por ineficiente al formar una nación comprometida con la cultura, si aquellos que deberían actuar, actúan de esta forma. Ricardo Ehrlich no puede hacerlo solo. Debemos ayudarlo y denunciando a este sujeto considero que estamos fortaleciendo a las instituciones.



Por Matías Rótulo

El Estado le dio una computadora en el marco del Plan Ceibal y él la usa para escribir sus poemas y leerlos de ella mientras muestra sus genitales, se los toca e insulta mientras a la vez.  ¿El Estado invirtió plata para este tipo de actividades? Esto lo hizo en varias oportunidades y frente a su público que inadvertido queda impactado con el hecho. El hombre se baja los pantalones mientras sostiene con su mano derecha una laptop del Plan Ceibal en la cual lee su poema. En realidad dice que son poemas de Martín Uruguay Martínez pero bien sabemos que es él mismo que escribe las estrofas que son parte de un proyecto de desprestigio de la cultura uruguaya. Se esconde bajo el pseudónimo de Hoski y se lo ha visto al frente de una banda de punk rock llamada La Nelson Olveira, apropiándose así del nombre y apellido de una gloria del fútbol uruguayo.
Hoski egresó del profesorado de literatura de una institución pública (el Instituto de Profesores Artigas) y da clases en liceos. ¿Se bajará los pantalones para leer un poema?
Mientras lee sus impudorosos poemas usa una camisera de Peñarol. ¿Qué diría Joya, Spencer o Cataldi al ver tamaño insulto a una institución tan grande del deporte mundial? (salvamos aquí las diferencias ya que lo mismo diría si la camiseta fuese de Nacional).
En esos poemas remueve lo más profundo del odio contenido no hacía una cultura sino hacia los íconos de esta. Uruguay nunca se vio más insultado, porque él, Hoski, insulta a los ídolos de multitudes, afectando la sensibilidad colectiva: por ejemplo, en sus poemas anexa fragmentos de canciones que son parte de la idiosincrasia nacional tal como “El Viejo” de La Vela Puerca o aplica improperios contra el líder de la banda Hereford. ¿Insultarlo a él no es insultar también a sus seguidores? Mario Benedetti, el poeta uruguayo más aclamado en el mundo y que al no estar ya vivo no se puede defender de las infamias de este sujeto también cayó en sus garras. Meterse con Benedetti e insinuar que es abusador de menores es como pintarle bigotes a Artigas.
Hoski insulta a nuestro ser y parecer, y  lo hace de una manera nueva de ejercer el poder hacía las masas con la denominada poesía “performática”, un invento surgido a partir del mundo multimediático y el predominio audiovisual que le ha ganado terreno a las bellas letras, por ser bellas, pero cada vez más aburridas y mediocres. Hoski contribuye con su poesía a hacerlas pobres y vulgares.
Este sujeto se presenta en el escenario con su larga barba y su pelo extenso fue invitado al mundial de poesía y pongo el nombre en minúscula ya que poco se merece un reconocimiento formal siendo que invitaron a este docente degenerado, poeta pervertido, y deshonesto con quién es. ¿Hoski, quién sos? Deberías agradecerle a tu patria por la cultura que te dio o irte del país.
Hoski divide al mundo en chetos y no chetos y propone un partido político donde habrá un ministerio de justificación del abuso. ¿Esta es la poesía progre y sin ataduras que nos propone Hoski?
Critica el stand up y dice que quienes lo realizan son “boludos”. ¿Y él que es? Los que hacen stand up nos alegran, es su forma de vida y son personajes caros para todos nosotros: los de Océano FM en particular, que nos enseñan todos los días a ser más inteligentes con razonamientos más sofisticados y entretenidos, no como Hoski que derrocha odio, odio, odio. Mucho odio.
Queremos denunciar  en este espacio a Hoski y les dejo el video para que vean lo que es capaz de hacer este sujeto del hampa cultural.

Por las buenas costumbres de la patria. ¡Fuera Hoski!