viernes, 6 de diciembre de 2013

Mandela: bandera, remera y ring tone*


Por Matías Rótulo





Ahora serás eterno. 


Eterno en las banderas, en las remeras que se venderán al alto precio de la necesidad de alguien por conseguir ganancias, de otros por mostrar tu cara como un trofeo de la historia, como modo de ser parecido a otro igual a él. A alguien se le ocurrirá la genial idea de poner tu voz recortada para ser el sonido de un ring tone. 


Ya le pasó a Ernesto Guevara, uno que luchó por algo, pero es remera. A un músico suicida hasta que se murió sin quererlo, un italiano llamado Luca cuya "Rubia tarada" está asignado como tono del teléfono de un pibe de Burzaco (Bunos Aires), y hasta Jesús tiene su marketing no oficial aunque el oficial es el que genera más ingresos a los dueños de su imagen. 

Te vas a convertir en Mandela verbo. Porque será lindo, adecuado, políticamente correcto buscar tus frases para decirlas en la convención de algún tema importante a discutir por alguna organización, en el evento organizado equipos "súper súper" donde hay mesas de debate donde no se debate nada, y a las 12:00 tenemos marcada la pausa del café y luego volvemos con otra mesa aburrida, sin sentido, y al cierre pagamos los boletos de quienes llegaron del interior.  ¡No se olviden de los diplomas! Ahí tienen masitas. 

Serás nombre de monumento, estadio de fútbol, nombre de campeonato e fútbol, y hasta de equipo de fútbol. Serás minuto de silencio en campeonato local, aunque no todos harán silencio. Serás mensaje por red social y después será la foto del nene haciendo macacadas la protagonista de ese lugar que tuviste por un momento. Se te atribuirán frases, serás tapa de diarios que otrora te maltrataron, y maltrataron a aquellos que pelearon como vos. Serás tapa de El País de Uruguay. 

Serás parodia de parodista de Carnaval uruguayo, hecha con mucho respeto, humor, pero poco talento. Serás mencionado en más de una retirada de murga y en ese momento volará una golondrina por febrero mientras el murguista despinta su cara con una lágrima negra... pasará todo eso, y tal vez me quedé corto en los lugares comunes de las metáforas murgueras. Serás homenajeado por nuestro negros y lubolos. Lo serás. 

Serás bandera flameando en un todo el mundo. También en Uruguay: pequeño país del mundo donde discriminamos, y discriminamos tanto que para denunciar que discriminamos no sé qué palabras usar para no ser denunciado de discriminador. Sí, se discrimina también la palabra. 

Serás ring tone en todo el mundo. También en Uruguay, donde se debe pedir cuota para que los (discriminación de la palabra)... puedan ocupar cargos políticos, culturales, públicos, profesionales, humanos, etc. 

Serás remera en todo el mundo. También en Uruguay, donde todos sentimos que algo late dentro, deseoso de salirnos del pecho cuando escuchamos una cuerda de tambores. 

Salir. 
Serás poema. 
Mandela serás canción. 
Mandela salir. 
Salir tras veintisiete años. 
Serás historia Mandela.
El problema no es ser historia, ni remera, ni bandera, y tampoco el ring tone: el problema es no utilizar todo eso como quien se pone un trozo de queso de adorno en la frente. 

El problema es que se pierda el sentido de tus años de prisión y tu gobierno. 
El problema no es recordarte, sino el no recordarte por tu causa. 
El problema no es olvidarte, porque el día que te olvidemos o es porque tu lucha terminó y saliste victorioso (salimos victoriosos) y ya no sos necesario, o porque el mundo terminó convirtiéndose en una remera, bandera y ring tone. Todos nosotros vistiéndola desnudos, escuchando sonar nuestro teléfono sin atenderlo, haciendo flamear la bandera que dijo Dante perseguirían aquellos indiferentes en el Infierno;

"Estos no tienen esperanza de muerte,
y su ciega vida es tan villana
que envidiosos están de cualquier otra suerte.
De ellos no queda fama en el mundo,
misericordia y justicia los desdeñan:
no tratemos ya de ellos, mas mira y pasa.
Y observando vi una insignia
que sin descanso rondaba velozmente
incapaz al parecer de detenerse:
y detrás la seguía una multitud
de gentes de la que nunca yo creyera
que tantas hubiera deshecho la muerte" (Dante, La Divina Comedia, Inf, Canto III)

Mandela serás poema porque tuviste esperanza de muerte y por eso la resististe tantos años, tu vida sacrificó su propia suerte por la suerte de los demás. De vos queda fama, misericordia y justicia. Perseguiste la insignia sin descanso, una insignia colorida como tu nación y su deseo de libertad. 

Mandela: espero que no seas poema por ser simplemente poema, que no resistas por el sólo hecho de ser remera, bandera y rong tone. 

Espero que seas poema porque en la poesía no hay discriminación de la palabra, pues es la palabra dueña de sí misma, presa de sí misma. Mandela sos palabra. 




----------------------------------------------------------------------------------------

(*) El título refiere a la canción de Divididos "Muerto a laburar" de Amapola del ´66. La letra dice: "¡Ay, si volvieras acá no podrías creer qué pasó! ¡Hoy, sos el morbo pasión, capo del algodón, bandera y ringtone!"