¿Qué tengo que decir sobre la marihuana para que no me acusen de nada?

Por Matías Rótulo



Si digo que la marihuana es mala soy un facho.
Si digo que la marihuana es buena soy un progre.
Si digo que la marihuana es mala soy un retrógrado
Si digo que la marihuana es buena soy un falopero.
Si digo que la marihuana es mala es porque voto a los blancos.
Si digo que la marihuana es buena es porque voto a la izquierda.
Si digo que la marihuana hace mal es porque me dejo guiar por estudios científicos.
Si digo que la marihuana hace bien es porque me dejo guiar por estudios científicos.
Guiarse por estudios científicos me convierte en un positivista. 
Si soy positivista me convierto en un conservador, por lo tanto en un facho.
Si me convierto en un facho es porque soy blanco o colorado.
Si soy blanco o colorado tengo que estar en contra de la marihuana. 
Si estoy en contra de la marihuana es porque soy un facho.
Si estoy a favor es porque soy un progre. 

¿Qué me pasa con la marihuana? Voy a tener que fumarme un porro y sacar mis conclusiones. 
Si fumo un porro soy un loco.
Si no fumo soy un conservador. 

Si publico esto soy un idiota.
Si usted lo lee es más idiota que yo.

Si cree que me fumé un porro para escribir esto, usted es un facho.
Si cree que no me fumé un porro para escribir esto, usted está en lo cierto, pero por las dudas lo acuso de progre. 

No sé qué pensar sobre la marihuana: conclusión, fachos y progres me expulsarán de la patria porque seré acusado de desinteresado, indiferente y porque soy uno de esos votos que no merecen ser captados por nadie.