martes, 14 de octubre de 2014

El periodístico de Daniel y el “yo no sé qué hago acá” de…





ESA CAJA BOBA QUE NOS TRATA COMO IDIOTAS


Por Matías Rótulo (publicado en Voces 450) 


El primer y segundo programa de “Uruguay decide” fue algo parecido a esto: dos periodistas invitados hablando a la vez, siete estudiantes de periodismo hablando a la vez, Fernando y un periodista llamado Daniel hablando a la vez, y un político invitado tratando de responder lo que el resto le preguntaba. Mientras tanto, a mí se me ocurrió pasar la aspiradora en el dormitorio y ese sonido era más ordenado que lo que se escuchaba en la televisión.


Mi Tía Yeya adora escuchar de mañana en RadioCero a Fernando: dice lo que ella piensa. ¿Qué piensa ella? Lo que dice Fernando.
Daniel tiene un periodístico de mañana (en particular cuando hace la entrevista de “Telebuendía”) y otro una vez por semana de noche (los martes). Fernando conduce un informativo de noche y tiene un programa de televisión, los martes de noche. Es lo mismo que ocurre en este Semanario: Jaime Mezzera hace periodismo de economía en Voces tras estudiar muchos años esa disciplina y Matías Rótulo mira televisión y opina.
Daniel Castro es un periodista amigo de esta casa. Fiel al estilo de Voces, vamos a criticarlo hasta que deje de ser amigo de esta casa. A Daniel se lo nota tenso, preocupado por esa maldita obsesión que tiene de leer, estudiar y demostrar al aire que leyó y estudió. Hace la pregunta precisa, y clara en el momento justo: ¡Ubicate Daniel Castro, sos periodista en Uruguay y trabajás en Canal 4! ¡Maniático! Dice mi Tía Yeya que sos muy lindo.
Fernando, al contrario, ha entendido a la perfección esta noble tarea: se muestra desinformado, reconoce su falta de constante información y nos enseña cosas básicas de la vida. Por ejemplo, llegó a decir al aire que la gente no lee los programas de gobierno y que él tampoco los lee. Se limita a la opinión, y su única fuente de información es el informativo central de Canal 4 que es el que él conduce. Fernando entiende la democracia y la fomenta. ¡Gracias!
 Daniel Castro, -al contrario-, leyó los programas de gobierno. ¿Es o no un maniático?
El despreciable Daniel intenta ordenar un programa que de tanta gente acumulada, por momentos parece no profundizar en ningún asunto. El amigable y querido Fernando es el que nos muestra ese maravilloso mundo televisivo que gozamos en la actualidad: desorden y entretenimiento.

“Uruguay Decide” tiene la clásica preguntita semanal sobre distintos temas. El 89% de los uruguayos que mandaron su respuesta opinó esta semana que se siente “inseguro”. Fernando lo dijo varias veces así nos quedaba claro, pero especificó que no es una muestra estadística seria. ¿Entonces para qué hacen la pregunta?
Más allá del olvidable trabajo de Daniel y el elocuente de Fernando, el programa es un interesante aporte al momento político. También lo es lo que hacen todos los demás medios al entrevistar a los candidatos (inclusive Voces). “Uruguay decide” es más de lo mismo pero con un formato distinto. Periodísticamente no sorprende en el resultado final. La multitud de personas en el estudio no preguntan nada que un periodista no le pueda preguntar a un candidato mano a mano.

Agradeciendo desde ya la invitación al programa que no me van a hacer después de esta columna, quiero destacar la participación de periodistas no muy conocidos por el gran público (pero de destacada trayectoria en medios escritos y radiales) y de los estudiantes de comunicación. Eso es un interesante gesto tanto de Fernando como de Daniel (esto es lo escribo sin ironía).
También es un gran gesto el de los ojos de Daniel durante su programa que por momentos parece írsele de las manos: serio, preocupado, ansioso, mirando de refilón a Fernando cada vez que habla. Daniel: mi tía Yeya dice que no sos tan lindo cuando te ve así.