jueves, 12 de marzo de 2015

Periscopio

ESA CAJA BOBA QUE NOS TRATA COMO IDIOTAS




Por Matías Rótulo (Publicado en Semanario Voces 464)


Escribo esta columna mientras miro “Periscopio”. Afuera hay un desfile de Carnaval. Una mosca vuela alrededor de los restos de una taza de café que dejé hace una hora. El sol entra por mi ventana.

El periscopio permite que se mire desde un lugar oculto. Adentro del tubo, hay espejos colocados de tal manera que permiten el reflejo… bueno, dejaré la explicación científica para “Voces Tecnológicas” en algún momento.
Como si fuera un submarino que se hunde, el programa empieza como la presentación en Power Point de amigos que le dedican un homenaje a la cumpleañera. Ahí surge de las profundidades el “Periscopio” que todo lo ve.
Julia se tienta, sonríe, lanza la carcajada, se tapa la boca porque una dama no debe exagerar. Comienza la entrevista estirando cada vocal inicial de las palabras que acomoda con precisión en el medio de un enunciado.
El camarógrafo se duerme. Supongo que se duerme. Sino que me expliquen por qué la imagen se sale de plano, se acerca, se aleja, se corre. Se acomoda. Se vuelve a correr. En cada programa pasa lo mismo.
Julia sigue hablando. “Eeeeeeeestoy muy contenta por recibir aaaaa eeeeste gran amigo”…
Pasan unos lubolos. Hay gritos. Los tambores parecen meterse en mi casa.
¿Otra vez se durmió? La cámara le apunta a la oreja del entrevistado. Se aleja, se va de foco. Vuelve al centro y logra un plano normal, ni bueno ni malo. Normal.
“Periscopio” es uno de los programas históricos de la televisión uruguaya. Ella, -Julia-, es parte de la herencia de un glorioso pasado de comunicación nacional que ahora tiene a los nietos herederos gastándose la guita en pavadas. Mi Tía Yeya mira a Julia y siempre me dice lo mismo: “nene, Julia fue Miss Uruguay”. Ya lo sé tía.
Se corta el sonido. Hay un pitido. Julia pone su boca en el vaso y bebe.
Afuera desfila una Escuela de Samba. Suenan a latas.
La recuerdo en “Punto Final”, en Canal 4 cerrando la emisión del imperio Romay. Julia, desde la Televisión Nacional del Uruguay (TNU) los sábados a las 18:30 horas entrevista a sus amigos, particularmente a los artistas. Nadie puede negar la cultura de esta mujer que supo imponerse en un medio machista, en un país machista, en una televisión que se ha reído de ella siempre. No me refiero a la parodia de Silvia Novarese en Plop!
Pausa. En TNU promocionan La hora de los deportes.
¿Usted está esperando la crítica cruel a Julia? De ninguna manera. En Voces la defendemos y la queremos. Sin ironías. La mosca se mete en el café y no puede salirse.
Es una mujer comprometida con sus causas. Vuelve Periscopio después de la pausa.
Desfila otra comparsa.
El camarógrafo hace el plano correctamente hasta que de golpe tiembla. Pero es solamente un temblor.
Julia brinda con su entrevistado.
Pasa una murga que canta.
El entrevistado no sabe si quedarse o irse mientras el camarógrafo intenta un primer plano de Julia. Julia habla y explica lo maravilloso que es aquello que hace el entrevistado, pero no puedo escuchar qué hace porque mi televisión de antena hace interferencia.
Suenan más tambores.
Pausa.
Otra vez “La hora de los deportes”
Promoción de “Sonia Entrevista”. Parece que afuera todo está en calma. En el momento en el que habla Sonia, todo se pone silencioso. Sepulcral. Me da un escalofrío.
Propaganda de Antel.
Promoción de “La hora de los deportes”. Si, TNU es así, cuando se empecina con algo…
Vuelve “Periscopio”. Se muestran fotos de Julia: ¡Qué estilo!
Julia está de pie a punto de despedirse.
En el desfile se siente a lo lejos a los últimos tambores.
La mosca se muere.
El camarógrafo hace un primer plano.
Julia se va. Punto final.