Andrés Abt: “No voy a ser opositor a Martínez, ni un ejecutor más de la Intendencia”






Andrés Abt dio el batacazo en Montevideo y es uno de los dos alcaldes concertantes. Perteneciente al Partido Nacional (Lista 71),  se postuló como alcalde del Municipio CH por el Partido de la Concertación y salió victorioso. De una larga historia de trabajo en temas comunales, Abt se enamoró de la tarea de gestión en su zonal gracias a un frenteamplista.

Por Matías Rótulo. Publicado en Voces 472 el 14/5/15.



¿Qué origen tiene tu apellido?
Alemán. Yo no tengo mucha pinta de alemán, pero lo es. La gente me ha llamado “a-be-te” porque es un apellido difícil de pronunciar.

¿Cómo se compone tu familia?
Mis padres, mi madre, y mi hermana.  Me casé hace tres años y tenemos un hijo de tres meses llamado Felipe. 

¿En qué parte del Municipio CH vivís?
Nací en Vidal y Montero. Ahora vivo en Gestido y Simón Bolívar, cerca de la Plaza Varela. Toda mi vida viví en esta zona (Punta Carretas, donde se hace la entrevista).

¿Cuál es tu experiencia como político?
Me inicié como local en el año 1995 por el Partido Nacional en el Centro Comunal N°5.  Ahora soy suplente de la diputada Gloria Rodríguez, en la pasada administración lo fui de otros legisladores. Además milité  en la CGU de Derecho integrando distintos espacios del gobierno universitario.

¿Cómo ves tu futuro en la política?
Trabajo en política desde hace 22 años, nunca con la relevancia que tengo ahora. Mi idea es continuar y no por mí, sino porque tenemos una oportunidad histórica. El Partido Nacional hace 53 años que no gana en Montevideo y eso es un desafío para todos, para mostrar lo que podemos hacer.
 
¿Vos te propusiste ser alcalde o fue alguien más que te lo ofreció?
Cuando era edil zonal conocí a Eduardo Carrier, un hombre del Frente Amplio por entonces Secretario General del Centro Comunal N° 5 que me hizo enamorar de esta tarea. Nunca lo había nombrado en las entrevistas, y gracias a él, viendo los resultados de las propuestas para mejorar el barrio, me dije que esto era lo que quería hacer. Unos amigos con quienes siempre me reúno, cuando les plantee las posibilidades políticas que tenía, y les conté lo de ser Alcalde, me dieron para adelante.

¿En el CH serás oficialista y opositor en la Intendencia?
Yo no voy a ser opositor a Martínez, ni un ejecutor más de la Intendencia.

¿Ya hablaste con Daniel Martínez?
Lo estoy llamando pero no me he podido comunicar. Pretendo ponerme a las órdenes con él y sería un buen gesto de su parte dar el primer paso. Yo veo esto como una empresa donde él es el jefe y nosotros somos directores de distintas áreas. Me gustaría que hiciera una reunión cada quince días o un mes, una especie de Consejo de Ministros pero de alcaldes. 
Conozco a los alcaldes del Frente Amplio y sé que estamos todos para lo mismo, que si yo tengo que arreglar una vereda le puedo pedir una mano a otro alcalde, y que si a mí me lo piden con gusto la daré. No podemos dejar a la gente de rehenes de la ideología, porque para arreglar una vereda no hay ideología que valga.

En los carteles callejeros de tu campaña dice “UFA, cambiemos todo” (la “U” es roja y el “FA” con letras blancas). ¿Qué significa?
Es una expresión de hartazgo, un “UFA” de rebeldía, de no darnos por vencidos con los problemas que tenemos: la basura, las veredas rotas,  la iluminación... Debemos imaginar una ciudad que cambia constantemente. Pretendemos que nuestro Municipio sea un organismo vivo, que interactúe con otros municipios y con la gente, creciendo constantemente.

¿Qué población abarca el Municipio CH?
Unas 180.000 personas que viven acá. Por día ingresan unas 90.000 personas, lo que hace que estemos interactuando constantemente con toda la ciudad. Montevideo se mueve en nuestro Municipio.

¿Qué costo económico tuvo tu campaña?
Unos 20.000 dólares.

¿De dónde salió esa financiación?
Fue mía. Tuve el aporte de una institución con 2.500 dólares. Es una institución que le da a todos y seguramente le dio más al Frente Amplio que a mí, pensando que iban a ganar.

¿Hasta el domingo qué creías sobre el resultado de la elección?
Pensé tantas veces que ganábamos como que no, pero tenía el sueño intacto. Uno tenía miedo, pero los votos estaban ahí. Mis colaboradores me decían que veníamos bien, pero desde adentro se pierde la objetividad. Yo creía que acá la Concertación podía ganar, porque en octubre hubo una distancia de diez mil votos.

¿Hay un perfil de votante más de derecha en estos barrios, como por ejemplo los hay en el Cerro de la izquierda?
En las elecciones nacionales, en Punta Carretas, la lista más votada fue la 609 y es una de las zonas considerada como rica. La ciudad pasa por acá todos los días, por eso no hay que dividir las cosas en cajetillas o no. Esta es una zona integrada plenamente a Montevideo.
 
¿Qué dice tu declaración patrimonial?
Que tengo un apartamento de dos dormitorios en un tercer piso por escalera, y una papelería en el centro en Tristán Narvaja.

¿Cuáles son las “ideas fuerza” para tu gestión?
Quiero que el Municipio sea el primer escalón entre el vecino y la Intendencia, pensando en un gobierno de cercanía. En la calle la gente nos preguntaba “¿Qué es un alcalde?” Yo creo que si en cinco años, la gente no sabe qué es un alcalde y qué hizo ese alcalde, será porque le erramos. Vamos a abrir el Municipio de todas las maneras posibles: con una web nueva donde se puedan hacer reclamos, y donde la gente vea cuál fue la respuesta o la demora en la atención de esos reclamos. La idea es que sea eficiente y ágil, porque lo peor que hay es que tengas un basural en la esquina de tu casa y cuando vas a hacer la queja te pidan una carta con firmas, siendo que ya estás enojado, andás con mil cosas en tu vida, entonces terminás en no hacer el reclamo.  La segunda tiene que ver con la accesibilidad. El Parlamento aprobó una Ley de accesibilidad y no está puesta en práctica. Es necesario reparar las veredas y hacerlas circulables para todos.

Y el tránsito…
Hay que hacer más ágil el transito que en esta zona está colapsado. Pienso habilitar los estacionamientos en altura para sacar a los autos de la calle. También queremos crear la línea interna de ómnibus “CH1” para la movilidad interna y que junte los puntos más atractivos de la zona.
Otra idea es el mejoramiento de los espacios públicos. Acá no tenemos asentamientos, y eso nos permite la mejora de determinados espacios para disfrute de toda la sociedad. Los expertos dicen que cuando se mejora el entorno, de inmediato aparecen nuevas inversiones y yo quiero nuevas inversiones en esta parte de la ciudad. Por último, queremos que los vecinos sientan que sus impuestos son devueltos en obras. De acá sale el 40% del presupuesto total de la Intendencia de Montevideo. No pretendemos la devolución del 40% porque nuestro sistema es solidario y de ese 40% van dineros a otros municipios, pero sí queremos que el vecino sienta que sus impuestos están bien destinados.

¿Hay que cambiar absolutamente todo de los 25 años de gobierno del Frente Amplio?
Creo que lo que hay que cambiar es el relacionamiento con el vecino. Hay que integrar al vecino en todo su concepto. Tenemos que sentirnos todos cómodos en la ciudad. Hay una gran cantidad de propuestas que hizo la Intendencia que hay que continuar y otras hay que mejorar.


¿Con qué presupuesto contás para tu gestión?
Con unos 6 millones de dólares anuales. Pretendemos asociarnos con privados. Por ejemplo, si un privado arregla una plaza, que ese dinero  ahorrado se destine a otro lugar. Una institución muy importante de la zona le planteó al actual Municipio arreglar todas las veredas a seis cuadras a la redonda, y el municipio dijo que no.

¿Te gusta leer?
Sí, leo mucho aunque en esta época no he podido leer nada. Cuando me voy de vacaciones llevo muchos libros. Me gusta leer de política, he leído mucho sobre la Dictadura en Uruguay tanto de autores de izquierda como de derecha.

¿Hacés deporte?
Hice waterpolo en el Biguá, hago natación y en el fútbol soy de madera.