jueves, 11 de junio de 2015

“En un país que se destaca por su democracia, llama la atención una mujer negra en el Parlamento”

Quiere tirar muros, demostrando que con trabajo, honestidad, convicción, y sacrificio se llega. Políticamente se define como “saravista”. Es la primera mujer afrodescendiente en ser elegida diputada de manera directa tras 22 años de militancia. No descarta la posibilidad de ser candidata a la Presidencia. Su trabajo –explica- está dirigido a mejorar la vida de los más desprotegidos.
¿Cuál es tu nombre y apellido completo?
Gloria Rudi Rodríguez Santo.
¿Cómo se integra tu familia? 

Tengo dos hijos: Claudio Fabián y Christian Fabricio. También tengo a mi papá Ramón Rodríguez con 84 años y a mi hermano con su familia, pero estamos todos muy unidos.
¿Qué significa para vos ser una mujer política en Uruguay? 
 Es una responsabilidad, no sólo con quienes me apoyaron y votaron. Me debo a toda la ciudadanía. Sin lugar a dudas, es un honor representar al Partido Nacional y a la Lista 71, pero también tengo un compromiso representando a las mujeres nacionalistas, a "todas", a las mujeres militantes en sus barrios, a las de las agrupaciones políticas, a aquellas mujeres que luego son invisibles en los momentos de tomar decisiones. Ser mujer y política no es fácil, pero estamos avanzando. Todas las mujeres políticas estamos caminamos juntas por nuestro derecho a la participación más allá de los sectores y partidos.
¿Qué significa ser la primera mujer afrodescendiente elegida para un cargo legislativo en Uruguay?
Yo no llego por ser una mujer afrodescendiente. He militado durante 22 años con responsabilidad y entrega en la tarea. Llevo mi negritud con orgullo, es un linaje, pero debo reconocer que llegar me ha costado y eso es  innegable. Hoy, ser legisladora afrodescendiente electa de forma directa es el reconocimiento a nuestro trabajo político. En mi partido hemos instalado la conciencia  de la  discriminación  en el Uruguay. En el año 2011 fundamos el Movimiento de Afrosnacionalistas que actualmente se reúne en la casa del Partido y que ahora otros compañeros lo llevan adelante con muy buena conducción.  La lucha de décadas de la sociedad civil en nuestro país por los derechos de los afrodescendientes ha sido fundamental en los logros obtenidos. Tengo un compromiso con la reivindicación del colectivo afrouruguayo en el quehacer cotidiano. Queremos rescatar su presencia, su legado. Pretendo hacer una contribución a la identidad nacional como legisladora afrodescendiente e integrar y reafirmar dentro del ámbito político, las realidades del colectivo afrodescendiente, en especial la de los jóvenes.  
¿Compartís los pedidos de cuota racial en política y otros ámbitos sociales?

Si, hoy son necesarias las acciones afirmativas con un tiempo prudencial de vigencia.
¿Alguna vez te sentiste discriminada? 
En reiteradas oportunidades. Hoy lo vivo cuando en un país que se destaca por su democracia, llama la atención que haya una mujer negra titular en el Parlamento.
¿Qué dice tu declaración patrimonial? 

Muy poco: una casa y un auto viejo que todavía no he podido cambiar. Hay cuentas que pagar y yo renuncie a la función pública con veinte años de trabajo para asumir como legisladora.
¿Cuál es tu objetivo en la carrera política? 
Tirar muros, demostrar que con trabajo, honestidad, convicción, y sacrificio, se llega. No importa tu color de piel, si tenés una discapacidad, tu orientación sexual  o tu barrio.
¿A quién votaste en las municipales? 
A Álvaro Garcé. 
¿A quién considerás como tu líder político?
A Lacalle Pou, líder de mi sector.

¿Seregni o Batlle y Ordóñez? 
Aparicio Saravia, soy saravista.
¿Qué significa para vos el departamento de Cerro Largo? 
Es la "tierra de los libres". Es donde mis ancestros llegaron de Brasil del régimen de esclavitud buscando la libertad.
¿Cuáles van a ser los proyectos de ley que impulsarás en este período?
Un impulso para mejorar la ley violencia doméstica, la creación de una ventanilla única para las denuncias y una ley contra el feminicidio. Pienso en la "discriminación  cero" para mejorar y fortalecer las leyes ya existentes que todavía no han logrado mejorar la situación de las Mujeres, los afrodescendientes, de  las personas con discapacidad o las mal llamadas “minorías sexuales”. Hay que mejorar la situación de los migrantes y la de los ancianos con bajas prestaciones que viven en soledad sin tener la posibilidad de una calidad de vida decente. También estamos trabajando en una ley de Derechos Humanos que se sostiene en la educación y evaluación.

¿En cuáles ámbitos del trabajo político te sentís mejor? 
En las comisiones parlamentarias.
¿Un estilo musical?
Me gustan casi todos los géneros, no tengo preferencia por ninguno en especial y no soy de seguir cantantes. Depende el momento en el que estoy, o lo que estoy haciendo. Puedo escuchar música clásica (Las cuatro estaciones de Vivaldi), o melódica Alejandro Sanz o Ricardo Arjona. Mis hijos me convencieron con la banda uruguaya No te va Gustar y me parece hermosa la canción “Clara”.
¿Un libro?
El código Shakespeare de Virginia Fellow y Diez mujeres de Marcela Serrano.
¿Una película? 
No voy mucho al cine por falta de tiempo. Pero una película que me gustó fue Comer rezar y amar con Julia Roberts.

Además de ser hoy legisladora ¿Cuál es tu profesión? 

Soy docente y periodista, área que he desempeñado hasta el mes de enero como encargada de Comunicación y difusión en DICYT.
¿Se deben buscar los desaparecidos?
Si claro.
¿Por qué razón dejarías tu banca?
Si realmente no avanzo en mi compromiso con la gente.

 ¿Serías alguna vez candidata a la Presidencia? 
¿Por qué no? Yo apuesto al crecimiento e igualdad de oportunidades.
¿Y vos quién sos?
Soy una madre, hija, amiga… una activista social comprometida con los menos favorecidos.  Soy una mujer nacionalista.