sábado, 23 de mayo de 2009

SEAN LOS ORIENTALES...

BENEDETTI. CON UN ESTILO ACCESIBLE, NOS ACERCA A NUESTRA IDIOSINCRASIA Y TRATA TEMAS TRASCENDENTES DESDE EL HUMOR

Un autor fundamental 
para los liceales

Hace algunos años, Mario Benedetti decía, en una entrevista concedida a El País de Madrid, que unas de sus mayores satisfacciones eran, por un lado, ser un escritor acompañado por los lectores, y por otro que su obra formara parte de los programas educativos uruguayos. La satisfacción no es unilateral: también se extiende a los docentes y estudiantes.



Preferido. Benedetti es uno de los autores literarios más dados en tercer año de liceo.
Para un adolescente, uno de los primeros acercamientos a la literatura adulta ocurre en tercero de liceo. Cuentos como "Puntero izquierdo" o "Los pocillos" están entre los preferidos por los docentes a la hora de propiciar que chicos de 14 años se asomen, en muchos casos por primera vez, al mundo de las letras.

Benedetti es uno de los autores cuya obra es de tratamiento "fijo" en el programa de Literatura de tercer año, junto a otros nombres destacados, como Horacio Quiroga, Francisco Espínola, Felisberto Hernández y otros grandes de nuestras letras. La obra lírica de Benedetti también se incluye en el programa de tercero, al igual que la de José Martí, Rubén Darío, Julio Herrera y Reissig o Delmira Agustini, entre otros.

La inclusión de la obra de Benedetti en los programas liceales fue propuesta en las asambleas técnico-docentes en 1976. Como era de esperar por aquellos años, las autoridades educativas lo negaron. En 1986, luego del retorno de la democracia, sus textos pasaron a integrar los núcleos variables (u optativos) y fue sólo en 1996 cuando pasó a ser un autor "fijo" en tercer año del ciclo básico.



CUESTIÓN DE VALORES

Los profesores destacan, unánimemente, la importancia de que su obra sea conocida por los adolescentes. En un lenguaje simple y accesible pero no por ello carente de valor logra reflejar la sociedad nacional de un modo actual (a pesar del transcurso de las décadas, muchas cosas no han cambiado demasiado), transmitir valores importantes para la formación de los jóvenes en tiempos en que parece primar la violencia a cada instante y lograr que éstos se identifiquen con aquello que los rodea cuando Internet nos pone a un paso del mundo pero, muchas veces, nos aleja de lo más cotidiano.
Muchos han subestimado la literatura de Benedetti en los últimos tiempos. Los docentes, sin excepciones, la rescatan.

Benedetti, ineludible

1) Vanina Arregui, profesora de Didáctica de la Literatura,   Instituto de Profesores Artigas

"Darlo en clase es un  compromiso"

"Benedetti es una experiencia muy importante para los estudiantes. Su obra refleja Montevideo, una ciudad a la que hoy los chiquilines no pueden acceder, aunque forme parte de su cotidianidad, porque ella y sus liceos están sufriendo un proceso de guetización. Encontrar algo que refleje la identidad citadina es muy importante para los jóvenes.

Su pensamiento está lleno de juventud, en el sentido más cabal. Es constructor de valores sanos. Poemas como "¿Qué les queda a los jóvenes?" son una belleza de positivismo y pensamiento inteligente y sensible, en una persona de la edad de Benedetti.

No creo que el texto indicado para acercarse a él sea "Los pocillos", que transmite un modo de vivir y de contar las cosas más que tangente. En cambio, es absolutamente vigente en algunos de sus poemas, como "El nuevo", y en cuentos como "Puntero izquierdo". Es también un autor fundamental para permitir a los estudiantes descubrir la poesía, con esa simpleza. Esa experiencia debería ser infaltable para cualquier muchacho uruguayo, porque permite entender cosas bien nuestras, lo que no le quita universalidad. Cuando entienden qué hay detrás de eso, les encanta. Darlo en clase, como poeta, es un compromiso. Yo creo que, con 88 años, murió joven". 

2) Susana Nieto, profesora e inspectora de Literatura.

"Escriben sus versos en los cuadernos"

"Como docente y ahora supervisora, puedo decir que en clase Benedetti funciona de maravillas. Los estudiantes reconocen una temática, un lenguaje y una simbología propias de su idiosincrasia, a pesar de que muchas de sus obras estén ambientadas en los 60. Es totalmente actual. Tiene una mezcla de profundidad de mensajes con humor para tratar cuestiones muy importantes desde el punto de vista humano, como los estereotipos sociales, el pasaje del tiempo, los vínculos entre padres e hijos. Son temáticas fuertes pero las hace accesibles y permiten reflexionar desde otra perspectiva.

La lista de textos es interminable. Además, los muchachos utilizan sus versos en las primeras páginas de sus cuadernos. Eso que parece 'demodé' sigue existiendo entre los estudiantes del siglo XXI, lo que da cuenta de la vigencia de su obra".

 3) María Estela Olivera Prieto, profesora jubilada.

"Transmite integridad y  honestidad"

"La obra de Benedetti es muy importante por los valores que plantea en todo lo que escribe, como la integridad y la honestidad. Apuesta a la alegría por encima de todo. Da lecciones de vida permanentemente. Los jóvenes lo reconocen, por algo hoy (por ayer) tantos lo acompañan en la capilla ardiente".





¿QUE LES QUEDA A LOS JOVENES?

Por Mario Benedetti

¿Qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de paciencia y asco?

¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?

también les queda no decir amén

no dejar que les maten el amor

recuperar el habla y la utopía

ser jóvenes sin prisa y con memoria

situarse en una historia que es la suya

no convertirse en viejos prematuros

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de rutina y ruina?

¿cocaína? ¿cerveza? ¿barras bravas?

les queda respirar / abrir los ojos

descubrir las raíces del horror

inventar paz así sea a ponchazos

entenderse con la naturaleza

y con la lluvia y los relámpagos

y con el sentimiento y con la muerte

esa loca de atar y desatar

 

¿qué les queda por probar a los jóvenes

en este mundo de consumo y humo?

¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?

también les queda discutir con dios

tanto si existe como si no existe

tender manos que ayudan / abrir puertas

entre el corazón propio y el ajeno /

sobre todo les queda hacer futuro

a pesar de los ruines del pasado

y los sabios granujas del presente.


Destaque a su "jungla de títulos" y a su literatura fuertemente "realista"

WASHINGTON "BOCHA" BENAVIDES "UNA JUNGLA DE 80 TÍTULOS"

El poeta y profesor el Departamento de Literatura Moderna y Contemporánea de la Facultad de Humanidades, Washington Benavides se refirió a Benedetti como un artista "que sobresalió en todos los géneros literarios". Explicó que Benedetti tuvo una relación muy cercana con la educación ya que "entre muchos de los trabajo que tuvo en su vida, fue encargado de la Cátedra de Literatura Hispanoamericana de la Facultad de Humanidades". "Es por eso que Benedetti tiene mucho que ver con la enseñanza, lo que llevó a que la Universidad de la República le diera el título de Doctor Honoris Causa".

Dijo que la obra de Benedetti "es como penetrar en una verdadera jungla de 80 títulos publicados". Explicó que Benedetti logró ser ensayista socio político, poeta, narrador, docente, y "describió desde sus 'Poemas de la Oficina' y novelas como 'La Tregua' o 'Montevideanos', de forma muy realista y aplicando un lenguaje popular, la sociedad uruguaya".

Destacó el papel político de Benedetti adhiriendo a la Revolución Cubana, su exilio y vinculación con España. "Benedetti es un uruguayo universal", culminó el poeta y docente universitario.

 

HEBERT BENÍTEZ, DOCENTE E INVESTIGADOR BENEDETTI: "UN REALISTA"

El profesor de literatura uruguaya e investigador Heber Benítez, coordinador del departamento Nacional de Literatura del Instituto de Profesores Artigas (IPA), definió a Mario Benedetti como "un realista" que "como alguien dijo, introdujo el tuteo en la literatura".

La obra de Benedetti tiene su presencia en la formación de docentes en tercer año del profesorado de Literatura. Benítez explicó que "a partir de la década del 50, sobre todo con los 'Poemas de la Oficina', Benedetti supuso un cambio al incluir el coloquialismo dentro de la poesía latinoamericana, un cambio que estaba precedido con la estética de Nicanor Parra, el chileno de los antipoemas". Agregó el docente e investigador que Benedetti, comenzó por esos años a "crear un mundo particular y experimentar en obras como 'El cumpleaños de Juan Angel', 'Gracias por el fuego', 'La tregua' y otros. "Dio una suerte de realismo a la literatura donde se ve la voz de la clase media, y eso constituye lo mejor de su obra a mi entender", dijo el docente, quien subrayó que, posteriormente, Benedetti "no alcanzó la estatura literaria de su primera época".



Escrito para el diario La Repúplica por Matías Rótulo  y Gelsi Ausserbauer.