viernes, 28 de agosto de 2009

Educación a 2021: preocupación y estrategia en Iberoamérica



GOBIERNOS. ALTA TASA DE ANALFABETISMO Y ATRASO EDUCATIVO

La OEI recoge opiniones de más de medio millón de personas sobre los objetivos de la educación en nuestro continente. La alfabetización y la garantía de educación para todos son dos grandes metas.

Por Matías Rótulo

¿Cuáles son las expectativas de los países iberoamericanos para los próximos once años en materia educativa? En 2008 los gobiernos delinearon un plan de acción para revertir la preocupante situación de la educación en nuestro continente.

Hoy, con más de medio millón de descargas, el documento base de dicha propuesta se convirtió en un debate virtual, punto de partida para delinear estrategias sobre educación en los próximos once años. Las metas que pretenden lograr los países iberoamericanos son "garantizar el acceso a la educación a las personas jóvenes y adultas con mayores desventajas y necesidades".

También "situar la tasa de alfabetización en la región por encima del 95% antes de 2015".

Por otra parte, "asegurar que entre el 30% y el 70% de las personas jóvenes y adultas recién alfabetizadas continúa cursando estudios equivalentes a la educación básica".

También se plantea como una necesidad urgente, pensando en la próxima década "incrementar la participación de los jóvenes y adultos en programas de formación continua presenciales y a distancia". Nuestra región padece de serios problemas de retraso educativo, según consigna la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, Ciencia y Tecnología (OEI).

El retraso educativo de la población iberoamericana se ubica en "34 millones de personas analfabetas, lo que supone casi el 10% de la población", informa la OEI. Pero el retraso educativo, que lleva a los países miembros, entre ellos Uruguay, a replantearse la situación con un horizonte a doce años, es aún más preocupante si se revisa que según la OEI , el 40% "de los jóvenes y adultos de la región, unos 110 millones, no ha terminado sus estudios de educación primaria".

Los países de Iberoamérica mantienen desde esta década el compromiso de abatir el analfabetismo al año 2015. Uruguay, Brasil, Bolivia y Venezuela, entre otros, desarrollan campañas de alfabetización (en el caso de Uruguay "En el País de Varela; Yo Sí Puedo" con 4 mil personas alfabetizadas a 2009). Esos planes se acompañan de estrategias de reincursión al sistema educativo.

Unesco alertó este año a los países del mundo acerca de que los desafíos del Milenio establecidos al año 2015, entre los cuales se encontraba el analfabetismo como cuestión principal en el mundo entero, estaban en peligro de no concretarse.

La República Miércoles, 26 de agosto, 2009 - AÑO 10 - Nro.3369
A A A