sábado, 8 de agosto de 2009

Emos y floggers plantean una nueva problemática en las aulas


ARTÍCULO. DOCENTES URUGUAYAS EXPLICAN "MODAS" Y LAS VINCULAN CON PRÁCTICAS HOMOSEXUALES


Un artículo académico de tres docentes uruguayas se propone pensar la educación atendiendo las desigualdades. Estudian el fenómeno de los "Emos" y los "Floggers", de moda entre jóvenes de "las clases medias y altas". Describen a quienes pertenecen a esos grupos como "normalmente afeminados" y que "escuchan música 'homosexual'".

Por Matías Rótulo para La República / 05-08-09

En un artículo académico titulado "Las adolescencias hoy: supuestos, encuentros y desencuentros", elaborado por las profesoras licenciadas Sheila Asteggiante, Marianella Lorenzo, y Andrea Méndez, se hace una aproximación "fenomenológica de las adolescencias" para establecer dimensiones didácticas. Plantean la problemática de los adolescentes en su etapa de "transición" hacia el mundo adulto y el desconcierto que provocan los grupos generados desde Internet, tales como los "emos", a los cuales definen como "modas".

A partir de ahí reflexionan acerca del efecto sobre la educación, y en particular si se debe "educar diferente a los diferentes" o "educar desde la igualdad". En el artículo disponible en www.uruguayeduca.edu.uy, explican que "pensamos 'las adolescencias' con el objetivo de re-conocer y re-dimensionar al otro que nos convoca desde las aulas". A partir de su trabajo, las especialistas analizan "la noción de tribus urbanas: sean dark, planchas, surfistas, metaleros ochentosos, villeros, góticos, conchetos, glams, emos, etcétera".

Dicen que "es frecuente encontrarnos con descripciones como las siguientes: ¿Cómo se hace un flogger perfecto? Algo de fama, un poco de frivolidad, mucho narcisismo. Ni los pantalones chupines de colores despavoridos, ni las remeras fetiche de la marca A. Y. Not Dead, ni los últimos anteojos Ray Ban tamaño parabrisas tienen permitido perderse en el placard".

Aseguran que "cuando el look flogger queda terminado, resta secarse el gel del peinado Dragon Ball Z de los dedos de ellos, o limpiarse lo que haya quedado del fijador del flequillo en los dedos de ellas, y llevar las manos a un mouse y a cualquier cámara de fotos que enciendan los motores del flog", es decir "de una página personal que, desde servidores gratuitos como Fotolog.com con 20 millones de visitas al mes en todo el mundo permite subir a la web una foto propia por día y sentarse a esperar las opiniones de otros floggers".

Esto es "furor entre adolescentes de clase media y alta", explican. Así describen al integrante de esos grupos: "Normalmente es afeminado y escucha música 'homosexual', como por ejemplo: Miranda, Dani Umpi, Reik, Kudai, etcétera".

Agregan que los más floggers, o sea, los más homosexuales y analfabetos (obviamente orgullosos de serlo), consideran que todas las personas que no son como ellos son: 'blackies' o 'gronchos'".

Aseguran que "los floggers comunes dicen las palabras 'arre' y 'boludo/a' cada dos oraciones aproximadamente" y "los glams las dicen en todas las oraciones".

Por otro lado, "se puede observar a jóvenes vestidos de negro, con aplicaciones metálicas en la ropa, botas, maquillaje excesivo, flecos en la cara, cabello con crestas de colores". Dice el trabajo que estos se hacen llamar "emos" y "más que un grupo contestatario, son una moda".

PROBLEMÁTICA EN EL AULA

En la investigación las docentes se preguntan: "¿A qué nos conduce esta realidad en la educación? ¿Educamos diferente a los diferentes? ¿Significa esto educar en la igualdad?". Consideran entonces que "el docente debe interrogarse sobre las condiciones de posibilidad y de generación de las prácticas".

Resaltan que existe una "fragmentación o mercado de la diversidad" que "oculta la realidad social". Indica que los docentes "nos encontramos tentados muchas veces a caer en posturas voluntaristas, sentimentalistas, asistencialistas, llenos de buenas intenciones y/o posiciones contestatarias estériles conmovidos ante las urgencias". "Creemos que es necesario atender las diferencias para respetar la igualdad" y que "la educación fue desprestigiada frente a la adquisición de lo supuestamente natural", sostienen. La escolarización "debe ser jerarquizada, en la medida que por medio de ella se vehiculiza el develamiento y la posible reducción de la desigualdad".

Por tanto "se hace necesario desde las diferentes prácticas colectivas en el marco de determinada coyuntura, articular dialécticamente las disposiciones y acontecimientos objetivos, posibilitando transformaciones reales".