Alertan que en el mundo hay unos 250.000 niños esclavos en guerras


UNESCO. HUBO ATAQUES A CENTROS EDUCATIVOS POR LO MENOS EN 32 PAÍSES


Crece en el mundo la violencia contra docentes y centros educativos. Unesco plantea la necesidad de proteger la educación y, a su vez, profundizarla como forma de ayuda en los puntos de mayor conflictividad.

Por Matías Rótulo

Casi 250.000 niños en el mundo son soldados. Utilizados como esclavos, combaten como adultos en guerras donde inocentes niños matan a personas inocentes de sus mismas poblaciones. La violencia en las regiones de guerra mantiene en alerta a las Naciones Unidas. La Unesco investigó las causas y las consecuencias de los ataques dirigidos a centros educativos en el mundo, así como la situación de los centros de enseñanza que se encuentran en zonas de conflicto. Pero los niños, adolescentes y trabajadores de los centros educativos no son víctimas solamente de la violencia directa producto de enfrentamientos o atentados. Actualmente, en el mundo, unos 250.000 niños son utilizados como militares. Son secuestrados y enlistados en fuerzas combatientes, en una gran cantidad de países del mundo, bajo regímenes de esclavitud. Según un informe publicado ayer por Unesco, y presentado a nivel mundial, hubo en el último año un incremento de los ataques por motivos políticos o ideológicos contra maestros y profesores. El informe "Education under attack 2010", cuya traducción es "La educación, víctima de la violencia armada 2010" destaca que la mayoría de los ataques perpetrados contra centros de educación es "a menudo obra de grupos armados de insurrectos, pero también son perpetrados en ocasiones por tropas de los ejércitos regulares".

VIOLENCIA EN 32 PAÍSES

Según informó Unesco, el estudio presentado esta semana va acompañado por varios informes elaborados por expertos en educación, seguridad y derecho internacional. De acuerdo a este trabajo, las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales "están cobrando paulatinamente conciencia del carácter recurrente que tienen estos ataques contra el sector de la educación". Se agrega que "es obvio que no constituyen fenómenos excepcionales o aislados". La realidad muestra que entre enero de 2007 (cuando se publicó el informe anterior con el mismo propósito que éste) y julio de 2009 se perpetraron actos de violencia contra el sector de la educación en 32 países, por lo menos. "A menudo los grupos insurrectos toman como blanco a las instituciones docentes con el ánimo de atacar al Estado y, a la inversa, algunos Estados y organizaciones paramilitares tratan de silenciar a oponentes, reales o supuestos, ejerciendo violencia contra los universitarios en particular", se explica en el informe.

Publicado en La República 3537