martes, 25 de mayo de 2010

INAU: internos afirman que hay menos violencia en los centros


Preparan recomendaciones sobre situación de menores.

Por Matías Rótulo

Menos violencia interna y denuncias de abuso de policías a la hora del arresto, son algunos de los temas que los internos del INAU plantearon en una visita que observadores nacionales e internacionales realizaron a las instalaciones de ese instituto. Por otro lado, se percibió "la falta de proyecto socioeducativo" y la voluntad de las autoridades por mejorar las situaciones de los internos, en el marco del respeto de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes. El director ejecutivo de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), Eric Sottas, está en nuestro país, manteniendo contactos con autoridades y visitando diversas instituciones nacionales.

El jerarca, junto con representantes del Comité de los Derechos del Niño (CDN), mantuvo contactos con el Poder Judicial, el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU) y otras instituciones. Ayer visitó las instalaciones de la Colonia Berro para estudiar la situación en la que viven los adolescentes privados de libertad. Luis Pedernera, coordinador de la CDN, explicó que fue "una visita durante diez días en la cual se mantuvieron entrevistas con diferentes actores sociales, políticos y del Poder Judicial".

Ayer, ni bien terminó el equipo las recorridas, Pedernera dialogó con LA REPUBLICA. "Quiero aclarar que en dos meses se presentará un informe con recomendaciones y que puedo decir algunas de las primeras impresiones tras las entrevistas que se hicieron a funcionarios, directores y a los internos de los centros del INAU". Según Pedernera, "en primer lugar tengo que destacar la intención de las autoridades del INAU por mejorar la situación de los adolescentes privados de libertad". En segundo lugar "también existe la voluntad de los trabajadores porque la situación se mejore". Destacó que "se percibieron problemas estructurales que hay que atacar con urgencia". Uno de esos problemas "es la ausencia de una propuesta socioeducativa, como plan de trabajo para los internos".

Pedernera destacó que "ya se han realizado recomendaciones al respecto". Indicó que "hay talleres incorporados y actividades educativas, pero hay que seguir trabajando al respecto". Otro punto que según Pedernera "se percibió en una primera instancia" fue "que en las entrevistas realizadas a los internos no se manifestaron altos niveles de violencia dentro de los centros". Sin embargo "manifestaron altos niveles de malos tratos cuando son arrestados por la Policía".

FALLAS Y RECOMENDACIONES

El relator especial contra la Tortura, el Consejo de Derechos Humanos y el CDN informan desde hace tres años sobre la situación de menores privados de libertad en Uruguay. Los informes resaltan fallas y brindan recomendaciones en cuanto al sistema de Justicia de menores. Se aconseja, entre otros, que la privación de libertad a menores se utilice únicamente como medida de último recurso y que se elabore un sistema moderno de Justicia de menores encaminado a la prevención del delito y la rehabilitación.

Se debe procurar la "rehabilitación del uso de drogas en los centros de internamiento de menores" y la mejora del sistema judicial especializado en menores". También se recomendó en estos tres años que las personas privadas de libertad que están recluidas en centros penitenciarios tengan condiciones que cumplan las normas mínimas sanitarias e higiénicas internacionales y que los internos vean satisfechas sus necesidades básicas, como espacio suficiente, ropa de cama, alimentos y cuidado de la salud.

A su vez, que se "facilite a los internos la posibilidad de trabajar y estudiar, así como de realizar actividades de ocio y rehabilitación y "abordar de inmediato el problema crónico del hacinamiento". Por otro lado se solicita a nuestro país que se garantice el control médico de los detenidos y el ajuste de las normas nacionales para garantizar los derechos humanos de menores y adultos privados de libertad.

Publicado en el diario La República del 25 de mayo de 2010.