lunes, 6 de febrero de 2012

Preocupa abandono de animales dentro del predio de Veterinaria

Los estudiantes de Veterinaria denunciaron como “preocupante” el hallazgo de animales vivos y muertos que son abandonados dentro de la Facultad de Veterinaria.


Por Matías Rótulo (publicado el 30/01/12 en La República)

Los vecinos denuncian que muchas personas “tiran” a sus animales por encima de los cercos. Otros, simplemente, nunca los van a buscar una vez que los dejan en el Hospital Veterinario.
A partir de una resolución adoptada a fines del año pasado por el Consejo de la Facultad de Veterinaria, quienes ingresen al predio con sus mascotas para que sean atendidas, deberán presentar su documento, registrarse en la puerta de entrada, y llenar un formulario. De esta forma se identificará a la persona en caso de que no vuelva a buscar al animal. Es que los estudiantes presentaron una denuncia ante el Consejo de la Facultad por el creciente número de animales que son dejados abandonados dentro del predio universitario. Los vecinos denuncian que en las noches, hay personas que tiran a sus animales desde la calle al predio de la institución ubicada en el Buceo.
Perros, gatos, conejos y hasta tortugas fueron algunas de las especies animales que se encontraron en el predio de la Facultad de Veterinaria en los últimos meses. Abandonados muchos de ellos dentro del predio, o dejados a los veterinarios tras pedirles una consulta para los animales enfermos, son parte de una problemática que se arrastra desde hace años, según informaron a LA REPÚBLICA algunos funcionarios de la Facultad de Veterinaria.
Muchas veces, personas que quieren deshacerse de sus animales los tiran por encima del tejido perimetral, o los ingresan directamente por la puerta central de la institución, dejándolos abandonados en el Hospital Veterinario. El hecho fue denunciado por la Asociación de Estudiantes de Veterinaria (AEV), ante el Consejo de la Facultad, donde se determinó la prohibición de ingreso de animales al predio universitario.
Sandra vive en José Leguizamón y Magariños Cervantes desde hace 48 años. Allí “vivimos la época de la perrera, cuando era un verdadero sometimiento a los animales, se los quemaba vivos, era terrible”. Hoy “el maltrato animal es de otra forma, los vecinos estamos cansados de denunciar que vemos todos los días a alguien que tanto a pie como en auto, tira al predio de la Facultad gatos, perros, tortugas, conejos, entre otros”. Los vecinos, cuando ven estas situaciones, que generalmente se dan en horarios nocturnos, dan aviso a la Facultad de Veterinaria.
Dentro del predio que ocupa varias manzanas del barrio Buceo, hay espacios verdes, galpones, y hasta una cancha de fútbol. Allí “muchas veces los animales se mueren”, explicó Sandra.
Medidas
El abandono de animales dentro del predio de la Facultad de Veterinaria determinó que el Consejo de la Facultad, en una de sus últimas sesiones del año resolviera tomar medidas.
El Consejo determinó a fines del año pasado que “el propietario de animales (cualquiera sea su especie) que ingrese para ser atendido en el Hospital de Facultad, deberá dejar su Cédula de Identidad en la cabina de vigilancia. En la misma se le entregará un formulario de ingreso en el que constará: nombre del propietario, especie, sexo y raza del animal que se trae a consulta”.
Además, al retirarse “el propietario entregará el formulario antes mencionado en la cabina de vigilancia, rubricada por el profesional que lo atendió”. Según se dispone en la resolución “en el caso que hubiese sido necesaria la eutanasia o muerte se hará constar expresamente en dicho formulario, para justificar porque no se retira el animal, de igual forma se hará constar cuando sea necesaria la internación para su tratamiento. Contra entrega del formulario se le devolverá la Cédula de Identidad. Además se obligará a los dueños de animales a que los mantengan con correa dentro del predio de la Facultad. Si los animales son agresivos, deberán permanecer con bozal.
La mudanza de la Facultad de Veterinaria
Tal como informó LA REPÚBLICA la semana pasada, la Facultad de Veterinaria ingresará en el plan de obras de la década de la Universidad de la República. Gabriela Fachola, encargada del plan de obras de la Udelar, explicó a LA REPÚBLICA que en total, en los próximos cinco años se invertirán unos 98 millones de dólares en obras. Dentro de este proyecto se encuentra el traslado de la Facultad de Veterinaria y nuevas obras que incluyen “un campo experimental de Libertad donde ya se está construyendo un edificio de aproximadamente 4.000 m2 que albergará el Instituto de Producción Animal”. Además, Fachola explicó que “se desarrollará un conjunto de edificios a construirse en el predio que dicha facultad posee, por donación del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca desde hace varios años, situado en la confluencia de las rutas 8 y 102”. Allí “se construirán alrededor de 15.000 m2, que incluyen una nueva sede para el único Hospital Veterinario que existe en el país. Este es un proyecto que se desarrollará en 2012 previendo estar en obras en el 2013” concluyó.