jueves, 22 de marzo de 2012

Superhéroes de la física (ESA CAJA BOBAS QUE NOS TRATA COMO IDIOTAS)


Por Matías Rótulo (publicado el 15 de marzo en el Semanario Voces)

 
“Hay un horrible monstruo
con peluca
que es dueño en parte
de esta ciudad de locos”
(Charly García –“Superhéroes”, 1982).



¿La mujer maravilla inspiró María Julia Muñoz cuando se puso a bailar encima de una
mesa girando como un trompo? ¿Astori es el “Hombre Elástico” por acomodarse en su
discurso tanto en la izquierda como en la no izquierda? Estas son algunas de las preguntas
que me surgen de mala leche que soy.

“Superhéroes de la física” se trata de un programa de televisión que emite Televisión
Nacional de Uruguay. Es un espacio dónde se intenta enseñar física, teniendo en cuenta las
acciones que han realizado en los comics, o programas de televisión basados en los comics,
aquellos superhéroes conocidos por todos nosotros. ACLARACIÓN: si por un momento
piensa en el Turco Abdala al recordar aquella propaganda electoral en la que se “barría” la
corrupción, no es el caso. El Turco es un superhéroe pero no es un fenómeno digno para
estudiar desde la física sino que sería más adecuado desde lo sociológico, o psicológico.

Volviendo al programa, se juntan dos clases de personas que viven en este mundo y que
parecían estar desplazadas por gente muy parecida a Humberto de Vargas: los físicos y los
loquitos por el comic de superhéroes.

De esa unión también surgió “La Redota”. Fue tras la serie “El pequeño héroe” (que
no está basado en el cuento de Fiodor Dostoievski del mismo nombre, pero como igual
el ruso está muerto nadie reclamó derechos de autor). Inspirada en la vida y obra de José
Artigas, en “El Pequeño héroe” se hizo un Artigas preadolescente pero sin acné, y virgen,
algo difícil de imaginar. El otro, el de “La Redota”, fue un Artigas parecido a la parodia
de Artigas de vaya a saber qué parodista de Carnaval. ¿La física? Bueno, la física, más
precisamente la fuerza de gravedad fue resistida en ambos casos por los párpados de
quienes observaban tanto la serie animada como la película.

Superhéroes de la física es ambicioso, y no porque tenga una gran inversión económica.
Quiere educar. Nos enseña dos cosas a la vez. Una de esas cosas es que podemos hacer una
televisión que enseña. La otra, es que en Uruguay hay gente que piensa. A continuación un
listado de gente que no piensa (léase desde el primer nombre de la guía telefónica hasta el

último, saltándose a los periodistas, físicos, Gorzy -que es periodista pero piensa mucho en
la plata, por lo que es otro tipo de clasificación-, y a Leo Lagos, uno de los mentores de este
programa). ¿Peco de soberbia? Sí. Igual que aquellos que con mucho más dinero hacen una
televisión pensada para no pensar (lugar común aprendido en otra de las producciones de
Leo Lagos “Prohibido Pensar”).

Gatubela 3D 


Luego de la bajada de línea política y/o social, paso a explicar por qué deben mirar
Superhéroes de la física. Por una sencilla razón: uno, después de ver un programa entero
no entiende nada, pero nos da la sensación que entendemos. Dos, el lenguaje no es tan
ambicioso como el de Sandino Núñez (comparable con el de algunos periodistas deportivos
que tratan de hacer rimar las narraciones de los goles del fútbol europeo). Pero es más
fácil entender a From que el cálculo de la masa por la altura al cuadrado y asociarlo a
que “Superman” se movió a Luisa, o que “Batman” se movió a “Robín”.

De todas formas, el programa, que según me enteré por mis súper poderes (en realidad
lo llamé una tarde a Leo Lagos por teléfono y le pregunté), fue emitido en 2011 y ahora se
está repitiendo, tendrá una nueva temporada.

La idea de hacer un programa educativo y atractivo es tan simple como la facultad que
tiene “Flash” para correr rápido. El debate sobre los medios de comunicación al servicio
de la sociedad es perfectamente demostrable con Superhéroes de la física. Pero cuando hay
que debatir este aspecto, los periodistas, comunicadores en general y dueños de medios,
junto al gobierno (actual y los anteriores) le ganan los cien metros llanos a Flash,

Se agrega el aspecto de que los medios de comunicación además de ser para muchos un
negocio, para otros un entretenimiento, para muy poco es una forma de educar, aspecto este
que tiene muy en cuenta Superhéroes de la física.

La fórmula es sencilla: se brinda algo conocido por el público (la posibilidad de
Superman de volar), y se le suma una pregunta tal como “¿Es posible que Superman
vuele?” Se plantea una hipótesis, una respuesta, y después se van aplicando los
procedimientos de corroboración. Al final se da una respuesta que confirma o no la
hipótesis. En definitiva, se enseña a investigar, a observar, a responder, y a mirar con otros
ojos lo que vemos con la vista del entretenimiento.

En la literatura (y cine) se puede creer la historia de “Drácula” o de Dante en la “Divina
Comedia” porque el lector hace un pacto con la obra, un pacto ficcional. Creemos lo que
son capaces de hacer “He-Man”, “Aquaman”, y “Gatúbela” (saludos a mi vecina la del
portón azul) porque hacemos un pacto ficcional ante lo verosímil de la historia en sí, a
pesar de que en la realidad, sería algo imposible de lograr (tal como lo demuestra en varios
ejemplos el programa al que nos referimos hoy).

El ojo espectador, el ojo poco entrenado, por ejemplo, el ojo de alguien que no estudia

física, nos lleva a desconocer las posibilidades ciertas de un logro súper heroico.
El “Cid” partió en dos a un enemigo con su espada y “El Zorro” en algún momento
detuvo una flecha en el aire con su látigo. Tal vez, ninguna de las dos cosas sean posibles
pero así lo creemos, pues hacemos un pacto con la obra. Sería muy difícil creer que
Súperman se subió al auto de Batman pintado de negro y se bajó del auto que sin ninguna
explicación cambió al color rojo, vestido ahora Batman de la “Batichica”.

De la misma forma ocurriría si se hace un análisis desde otra ciencia, por ejemplo la
medicina a la serie “ER” o “Dr. House” ¿Algún entendido en medicina se daría cuenta que
en ambas series tal vez se cometen errores técnicos sobre medicina? ¿A usted no le entra
la duda? ¿Habrá cometido Julio Verne algún error de geología en “Viaje al centro de la
Tierra”. Si lo cometió, tal vez no nos interesa saberlo, o sí.

Superhéroes de la física es un programa héroe de nuestra televisión. Pues tiene el
poder especial de derribar los fuertes muros de la mediocridad en la pantalla. Mediocridad
producto de un mal que ni siquiera los súper villanos podrían pensar, ya que ellos siempre
quieren la destrucción de la humanidad con armas letales, pero casi nunca en el daño
mental. Siempre hay una posibilidad de la mente, de la ética de los superhéroes para que el
bien triunfe sobre el mal.

Sería bueno que la productora encargada del ciclo, ya que incursionó con un
programa de física y antes de filosofía en televisión, siga adelante con sus proyectos
de entretenimiento educativo: por ejemplo, teniendo en cuenta a la literatura que tanto
tiene que ver con cada uno de nosotros, aunque no leamos un libro en el año llevarnos a
preguntarnos ¿Es posible que el drama de “Edipo Rey” pueda ocurrir hoy, un jueves de
marzo de 2012? Así, con otras disciplinas.

Ahora, finalizada mi misión, me pongo la máscara y apunto al monitor con la telaraña
que sale de mi muñeca, para cerrar así el laptop. Tengo que salir a cazar moscas. Soy un
superhéroe, vamos a luchar por el bien.