Hospital Policial: 39 personas pelean contra su adicción al tabaco

Por Matías Rótulo (Publicado el 3 de junio en La República)


El jueves pasado fue el Día de lucha contra el tabaco. En el Palacio Legislativo se presentó la nueva campaña publicitaria y se dio a conocer el proyecto de ley que, de ser aprobado, determinará la prohibición de la publicidad del tabaco. Ese mismo día, en el Hospital Policial 39 personas fueron premiadas por no fumar desde hace un año.
Campaña Contra El Consumo De Tabaco
Un oncólogo fue Presidente de la República de un pequeño país sudamericano. Pequeño y todo, ese país le dio batalla a las gigantes tabacaleras del mundo. Mientras ese país le da pelea a la adicción al tabaco, 39 personas (hay muchas más en distintas instituciones) tienen una lucha personal en el Hospital Policial. Otros, cuentan cómo quisieron, pero no lo lograron. El oncólogo presidente se llama Tabaré Vázquez y en 2006 anunció que se daría en su gobierno una lucha “dura” al tabaquismo. Su propósito fue darle pelea a una de las principales causas de muerte en Uruguay. Esa causa es provocada por el tabaco. “Empecé a fumar porque en el liceo todos fumaban. Estuve un tiempo sin hacerlo, y ahora volví”, dijo Susana. El relato de Susana demuestra dos cosas: una es que la iniciación al cigarro se da en muchos casos impuesto por la sociedad y lo segundo es que es muy difícil llegar a dejarlo.

El doctor Marcos Pini, quien tiene a su cargo el Programa “Cese de fumar” del Hospital Policial recibía el jueves, Día de lucha contra el tabaco, a todos los que se acercaban a una mesa ubicada en el hall principal de la institución, con un cordial saludo: “feliz Día de lucha contra el tabaco”. Allí se brindaba información acerca de los riesgos que tiene fumar, pero además se los invitaba a participar (de ser fumador), a concurrir al programa que dirige junto a otros especialistas. “Es una atención integral desde lo psicológico, social, y médico”, explicó. Ese jueves, en el salón de actos se entregaron 39 medallas. Fueron premios a la constancia y al esfuerzo de 39 personas que “desde hace un año no fuman más”. El doctor Pini reconoce que es difícil dejar de fumar pero con la atención debida es posible.
Las 39 personas que dejaron de fumar desde hace un año, “dicen estar mejor, y nunca pensaron poder dejarlo”, explicó Pini. En el Hospital Policial el programa es de acceso gratuito para los usuarios del centro, se les brinda medicación gratuita y se les realiza un seguimiento periódico.
Dejar de fumar
El cigarro es consumido por ricos y pobres. Carlos Moreira, senador del Partido Nacional narró su propia experiencia. “Yo era un fumador, de más de cuatro atados por día. Dejé de fumar hace más de 34 años, y tengo que decir que mi vida cambió, me siento mucho mejor”. Moreira recibió de manos del ministro de Salud Pública, Jorge Venegas, el anteproyecto de Ley para prohibir la publicidad de cigarrillos. “Es que las tabacaleras hacen publicidad engañosa, asociando al cigarro con el éxito, o al deporte, y aún más en el deporte, es algo incompatible”.
Fuera del escenario político, Susana, una ama de casa de 49 años, cuatro hijos, y un esposo que “fuma mucho”, ha intentado dejarlo pero “ver a mi esposo fumar es un problema”.
Fumadores pasivos
La nueva campaña de sensibilización pública apunta a mostrar que los fumadores y fumadores pasivos son enfermos. En las publicidades se pregunta “¿En qué etapa de la enfermedad estás?” Una de ellas muestra a una niña con una mascarilla de oxígeno. Un folletín de la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer se titula “¡Bebés, niños y niñas en riesgo!” Allí se muestra que los niños que están expuestos al humo de tabaco corren riesgos al momento de nacer, muerte súbita en menores de un año, bronquitis, neumonía, asma, infecciones en los oídos, resfríos, irritación en ojos y garganta.
Dando las gracias
“Un millón de gracias”. Así se llamaba aquella campaña que recordaba que una de cada tres personas en Uruguay fumaba. Fue una campaña que “determinó un gran desafío para nuestro país, pero que logró sus resultados”, dijo tiempo atrás a este matutino María Julia Muñoz. La campaña se lanzó cuando Uruguay prohibió fumar en los lugares públicos cerrados y abiertos en instituciones educativas. “Tuvimos resistencias pero lo logramos”, dijo Jorge Venegas, actual ministro de Salud. Ahora, el gobierno se apresta a prohibir totalmente la publicidad, mientras la tabacalera Philip Morris mantiene un litigio con nuestro país por la prohibición de venta, propaganda agresiva y aumento de impuestos por parte de nuestro país. “Philip Morris le hizo un gran daño a la salud de los uruguayos”, dijo rotundamente Venegas el jueves en el Palacio de las Leyes. Consultado por LA REPÚBLICA si hubo algún acercamiento entre la tabacalera y el gobierno, el secretario de Estado respondió que “no, ellos siguen con el juicio y nosotros seguimos trabajando por la salud de la gente”. El anteproyecto propone prohibir “toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de los productos de tabaco”. Asimismo quedaría prohibido “el uso de logos o marcas o elementos de marca de productos de tabaco, en productos distintos al tabaco. El término “elemento de marca” comprende el aspecto distintivo, el arreglo gráfico, el diseño, el eslogan, el símbolo, el lema, el mensaje de venta, el color o combinación de colores reconocibles u otros indicios de identificación de cualquier marca de producto de tabaco o que lo representen”. Tampoco se permitirán “el uso de marcas o logos de productos distintos al tabaco en productos de tabaco”. Además, se propone prohibir la “a elaboración o venta de alimentos, golosinas, juguetes y otros objetos que tengan forma de productos de tabaco”. También se propone que no se permita “la colocación de marcas, logos o elementos de marca de productos de tabaco en juegos, video juegos o juegos de computadora”. Por otro lado no se podrá patrocinar actividades nacionales o internacionales, culturales, deportivas o de cualquier otra índole o de participantes de las mismas, por parte de la industria tabacalera.
Campaña
Ahora, una nueva campaña comienza en Uruguay donde tres de cada diez personas entre 15 y 65 años es consumidor habitual de tabaco. Si bien hay un descenso desde el año 2006, quienes han dejado de fumar más fueron los hombres (un 5% menos). Estos son datos de la Junta Nacional de Drogas, según el último censo de consumo en hogares presentado este mes en la Torre Ejecutiva. “Vemos que a partir de la campaña iniciada en el anterior gobierno, ha disminuido notoriamente el consumo” explicó Julio Calzada, director de la Junta Nacional de Drogas. El descenso estadísticamente significativo del consumo habitual respecto a 2006 es el de los hombres, quienes en su conjunto lo hacen casi 5 puntos porcentuales, siendo aún mayor este descenso entre los que tienen entre 36 y 45 años de edad.
Uruguay: país pionero contra el tabaco
En abril Uruguay obtuvo en 15ª Conferencia Mundial Tabaco o Salud, realizada en Singapur, el reconocimiento del Premio Bloomberg para el Control del Tabaco. El mismo fue dado gracias a la legislación en materia de inclusión de advertencias en las cajillas de cigarrillos. Participaron de la Conferencia “Towards a Tobacco-free World: Planning Globally, Acting Locally”, más de 2.600 especialistas del mundo entero. La semana pasada, en la presentación del proyecto de Ley contra la publicidad de productos derivados del tabaco, tabaco e implementos, fue anunciado que Uruguay sería distinguido en la categoría “A más plus plus”. En declaraciones a LA REPÚBLICA, el ministro de Salud Pública, Jorge Venegas, dijo que “Uruguay sería el único país del mundo en obtener dicha calificación”. En cuanto a los premios Bloomberg para el Control del Tabaco de la Fundación Bloomberg Philanthropies, es un reconocimiento por la labor de gobiernos u organizaciones no gubernamentales de países de ingresos bajos y medios, que demuestran haber alcanzado avances excelentes en la implantación de políticas contra el tabaco.
M.R.