Entradas

Mostrando entradas de junio, 2016

Buscando una mujer desnuda desde la ventana de Neruda

Imagen
Por Matías Rótulo -texto y fotos-. (Publicado el 24/3/12 en Hum Bral)





Estuve en la habitación de la casa de Neruda. Huele a madera, a mar, a Neruda. Me paré frente a una ventana. Saqué una foto. De pronto vi la piel de una mujer. En una ventana, en la casa gris, había una mujer desnuda. Me miró, y noté que tuvo que ajustar su mirada hacía la ventana de la casa. Así fue como pareció sorprenderle mi presencia. Y cerró la ventana, pasó la cortina de lado y sus senos desaparecieron. Pensé que todo había sido producto de la falta de oxígeno por la escalada a La Sebastiana ¿O no?
Subir y bajar  A los que están más arriba, parece costarles mucho más llegar a lo alto que los que están abajo. Tanto en lo social como en las escaladas a los más de 25 cerros que componen la ciudad de las casitas que se montan unas a otras, como en una orgía de color, de latas que se superponen, de techos que se aplastan, de formas triangulares sin forma. De lejos, los cerros se parecen al dibujo de un niño desprolij…

La educación no se aprende en la casa

Imagen
Por Matías Rótulo 


El Inmoral pero telectual uruguayo desprende máximas surgidas del discurso televisivo. De hecho voy a desprender algunas máximas obtenidas de la televisión para justificar mi propia columna. 
El telectual e inmoral no escucha a los expertos en algo, no cree en ellos, los desprecia (porque son o somos despreciables, los docentes y periodistas somos los peores). Elige escuchar al hombre o mujer, a los inmorales pero telectuales comunes que son entrevistados en el informativo de la noche. Su discurso no es que no tenga valor por ser de "alguien común". El problema es que el común de esos discursos pierde valor cuando nadie los discute. Si no se discute, el valor es nulo, quedando como una máxima. Pero a la televisión casi no le interesa discutir, sino repetir, porque en la repetición se construye un inmoral pero telectual uruguayo de una manera más efectiva y compradora. 
Últimamente, los padres de mis alumnos, mis alumnos, miembros de mi familia, amigos y un…

Matías Rótulo: "Soy un infeliz"

Imagen
El profesor de literatura y periodista Matías Rótulo nos dio una entrevista en la cual queda claro por qué se gana el respeto y odio de propios y ajenos.

Por Pablo Rubio / Para  ENTRE - VIENDO.  25/5/2016


¿Qué estás leyendo? 
Toda la obra de Mario Vargas Llosa.

Un facho...
¿Y? ¿Decime cuál es la complejidad a la hora de leer su narrativa? ¿Qué juego hace con los narradores en primera persona, personajes que se alternan en los diferentes campos?

No sé.
Es que no leíste su obra y te dejás guiar por su opinión política y por lo que escuchás por ahí. ¿Qué me importa si vota a Keiko Fujimori o no la vota? En realidad me importa. Porque Perú es un país que las ha pasado todas. Desde la pobreza hasta el terrorismo, y ahora tienen los barrios privados comiéndoles los talones. Y allá se vivió el exterminio Inca. ¿Qué me importa? Sí, me importa si los peruanos, los grandes discriminados de este continente... me importa que no sufran, pero desde la literatura, Vargas Llosa es superior a todos estos…

¿Por uno paramos?

Por Matías Rótulo


"Por uno que le pega a un profesor se deja a todos los estudiantes sin clases", me dijo un amigo muy crítico al sindicato "ultra, y reaccionario", tal como él lo define. Se trata del sindicato al cual pertenezco como afiliado, militante y del cual participo activamente: ADES - Montevideo. 
Le pregunté a mi amigo qué hubiera hecho él. Me contestó que hay otras acciones a realizar. Le pregunté cuáles. Le prometí anotarlas y llevarlas como propuesta a la Asamblea. Me respondió que no sabía qué proponer. 
Le consulté cuál era la cifra de profesores agredidos por estudiantes adecuada para hacer paro. Me dijo que no sabía. Y de paso les solicité que me dijera cuáles eran los tipos de agresión que calificarían como correctas para efectuar un paro. Tampoco me respondió.
"Por uno dejan afuera de los liceos a 220.000 estudiantes", repitió como condena se supone el número de la injusticia. 
Fue así que me puse a pensar en si estaba bien o mal parar e…

Cuando los profesores de literatura enseñamos a batir huevos

Imagen
POR MATÍAS RÓTULO

A un estudiante de repostería se le enseña a hacer el merengue batiendo los huevos de dos formas: a mano y con batidora.
El profesor evalúa cómo queda la mezcla, la textura y el sabor. El estudiante se va contento de la clase, y llama a su madre para contarle del exitoso y dulce preparado.  En la otra clase, el profesor le enseña a hacer la mezcla para una torta. En el horno, la torta no sube y le queda dura. El profesor penaliza al estudiante con una calificación insuficiente. En la clase siguiente, el profesor les enseña a sus estudiantes cómo cortar frutas para realizar distintos preparados dulces. La evaluación es que deben lograr cortes ideales de acuerdo al postre. Pero el estudiante encuentra otro fracaso. Así van pasando las clases, y salvo algún magro éxito remoto, el estudiante se ve condenado a rendir un examen final por no aprobar el año lectivo.
El examen del estudiante de repostería consiste en que tiene tres horas reloj para preparar un postre con meren…