viernes, 14 de agosto de 2009

INAU invierte $ 165 millones en psiquiatras para adultos


COBIJO. DE DISCAPACITADOS DESAMPARADOS Y MAYORES INFRACTORES

El INAU debe cobijar a adultos que pasaron por el organismo y que son discapacitados odesamparados. A su vez, varios mayores de 18 años que tienen que cumplir su rehabilitación iniciada como menores, regresan al organismo después de pasar por cárceles de adultos.

Por Matías Rótulo para el diario LA REPUBLICA / 13-08-09


Educación, amparo, rehabilitación, inserción social, son términos comprendidos en la misma esencia de la institucionalidad del INAU. En un informe de Unicef de 2007, se destaca que INAU "se convierte en noticia cuando un niño o adolescente agrede a un funcionario", algo que también ocurre cuando se dan a conocer hechos de violencia en centros de rehabilitación.

Estos episodios, sumados a reclamos sindicales por condiciones de trabajo, o cruces entre directores y trabajadores, y a veces padres, provocan que aquellos términos esenciales, queden de lado en el debate diario de la sociedad. Pero "tenemos unos 60 mil niños y adolescentes y deben sacar la cuenta de cuánto se conoce del INAU por un pequeño puñado que es el más problemático" dijo ayer a LA REPUBLICA la directora del organismo, Cristina Alvarez.

Fue consultada justamente sobre aquellos que una vez cumplida la mayoría de edad deben seguir en el cuidado del organismo. Destacó que, además del cuidado y apoyo a niños y adolescentes, el INAU invierte unos 165 millones de pesos por año en la contratación de psiquiatras, para atender a adultos, mayores de 18, bajo el cuidado de la institución. Varias instituciones sociales cobijan a los mayores de 18, y con distintas discapacidades.

"Hace dos años, en una Rendición de Cuentas, se estableció que los adultos con discapacidades debían pasar a cuidados del Mides con la intervención en salud de ASSE". Hasta el momento, no se ha avanzado para concretar este pasaje, advirtió.

A su vez, el INAU invierte 75 millones de pesos para el tratamiento de discapacitados que se realiza mediante convenios con organizaciones no gubernamentales. Unos 200 adultos están en esta situación, estimó Alvarez.

ADULTOS INFRACTORES

El INAU también debe hacerse cargo de los mayores o que han pasado por instituciones carcelarias, pero deben terminar de cumplir su rehabilitación en la institución educativa.

"Actualmente hay 30 mayores en esta situación, que cometieron delitos a los 17 años y deben quedarse tres años más, o aquellos que salieron, cumplieron pena en cárceles de adultos y deben terminar su rehabilitación explicó Alvarez, quien señaló que, desde el punto de vista educativo "es complicado", aunque "salvo un caso dado días atrás, la mayoría de adultos en esa condición tiene un buen comportamiento debido a que quieren pasar el final de su pena de la mejor manera".

CONFLICTO

El directorio del INAU sesionó ayer de manera ordinaria. Allí no se trataron las denuncias realizadas por el director Jorge Ferrando en el diario El País. Ferrando informó ayer que existe un 40% de ausentismo de funcionarios, y habló de diversas "extorsiones" por parte de los funcionarios con el fin de evitar la atención a los menores infractores.