domingo, 13 de diciembre de 2009

Revelan el alcance de la violación de los DDHH en la educación


INVESTIGACIÓN. DOCENTES INVESTIGARON SU IMPACTO EN ROCHA DURANTE LA DICTADURA

Una investigación realizada en Rocha revela detalles sobre la prohibición de educar, las destituciones y la vulneración de uno de los derechos humanos fundamentales: la educación. La investigación se basa en el análisis de la dictadura.

Por Matías Rótulo

Un docente destituido contó que no lo dejaban entrar a ningún centro de enseñanza. Ni siquiera para retirar el carné de calificaciones de sus hijos.

Otro docente narra cómo su hija que cumplía años y que cuatro veces fue en bicicleta al cuartel para que la dejaran verlo, "pero no la dejaron". Otro docente narró: "Un trauma tremendo. Primero yo era muy vocacional, segundo que trabajaba muy bien en la zona, muy buena relación con la gente, y no sólo eso, sino la pérdida laboral". Estas historias fueron presentadas en una investigación realizada por cuatro docentes de Rocha que, de esta forma muestran otra de las facetas de la dictadura: la vulneración del derecho humano de educar y ser educado.

Una nueva investigación, centrada en el departamento de Rocha, da cuenta de las persecuciones y abusos de la dictadura contra docentes y el sistema educativo en su conjunto. La investigación, publicada en "Formación Docente Investiga", que recopila las investigaciones del Concurso de Proyecto de Investigación Educativa de la ANEP, se denomina "La violación de los derechos humanos en la educación, en el período 1973 1985, en el departamento de Rocha".

La investigación estuvo a cargo de los docentes, Gladys Rippa, Verónica Amaral, Gisella Gonnet, y Ruben Fernández, todos profesores de Formación Docente de aquel departamento. El estudio aporta datos sobre los acontecimientos que se dieron en Rocha durante el período que va de 1973 a 1985.

El informe señala que hasta antes de la dictadura los ingresos en Primaria se daban "por concurso". "Las direcciones eran cargos de confianza y se cubrían de esa forma", explica. Pero la situación luego de la dictadura se basó en destituciones que según da cuenta la investigación "sin mediar documentación en la que se estipulara la destitución y que necesariamente requiera firma... el destituido era simplemente informado".

VULNERACIÓN DE DERECHOS

Los docentes eran destituidos sin previo aviso y sin notificación. Podía ser porque eran hijos de comunistas, o por su militancia sindical y política. "En 1976, con la aparición de la ordenanza 78... se legitimaron todas las arbitrariedades y violaciones de los Derechos Humanos", indica el informe.

Sostiene que comenzó a predominar en las normativas, un nuevo lenguaje jurídico que marcaba su intencionalidad de "orden", "seguridad", "sanciones", "infractores" o "suspensiones preventivas".

Pero las destituciones también "venían acompañadas de más violaciones de derechos humanos como las detenciones, o entradas a los hogares de los docentes, y también las largas sesiones de interrogatorios".


Publicado en el diario La República