miércoles, 7 de abril de 2010

Polémica por inclusión de la oposición en entes de educación



El principio de acuerdo logrado por el oficialismo y la oposición para la integración de los entes, que incluyen la ANEP, provocó reacciones desde los sindicatos.

Por Matías Rótulo


Según informó ayer LA REPUBLICA, en la reunión interpartidaria mantenida el lunes para determinar la integración de los entes, se acordó que en el Consejo Directivo Central (Codicen) los representantes del gobierno, con venia del Senado, tengan dos de los cinco cargos. La oposición, también con venia, contará con uno, que se sumarán a los dos representantes ya elegidos por los docentes. Los sindicatos se manifestaron, desde antes de aprobarse la actual Ley de Educación, sobre la necesidad de que no se contara con representantes políticos en la conducción de la ANEP. Este acuerdo logrado entre el gobierno central y la oposición revive aquel reclamo, al igual que el del respeto "por la autonomía", que según los gremios "vuelve a estar vulnerada" al integrarse, en acuerdo político, un cargo técnico sin voto en los subsistemas de la ANEP.

La justificación por parte del gobierno anterior, elaborador del proyecto de Ley de Educación, fue "que los representantes del pueblo son el Presidente y los legisladores y ellos son los que deben determinar el gobierno de la enseñanza", tal como indicó la ahora subsecretaria de Educación, María Simon.

MOLESTIAS

"La cuestión central es que el cambio de dirección de la educación se da de acuerdo a la línea filosófica de quien gobierne", aseguró el dirigente de Fenapes y la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza, José Olivera. El nuevo acuerdo entre la oposición y el gobierno causó molestias entre los docentes. En primer término, éstos entienden que el gobierno "no debería definir la integración de los subsistemas", partiendo de la base de que éstos se conforman a partir de la voluntad del Codicen, tal como lo estipula la Ley de Educación. "Esto es pasarle por arriba al Codicen", dijo Olivera.

Por otro lado, LA REPUBLICA informó ayer que "para el caso de los órganos desconcentrados (Primaria, Secundaria y UTU), el oficialismo está dispuesto a que las autoridades del Ministerio de Educación y la ANEP habiliten un cargo jerárquico técnico". Según Olivera, "el Codicen ya tenía el asesoramiento técnico que provenía de las Asamblea Técnico Docente, algo que nos parece lógico". "La nueva fórmula alcanzada nos pone en una situación que ya habíamos vivido años antes de la dictadura, con la intervención política en la educación", dijo Olivera. Para los sindicatos, el gobierno de la educación debe ser ajeno a la dirección político-partidaria, algo que se establece en los propios principios de la educación uruguaya laica.

FUTUROS RECLAMOS

Los sindicatos reclamarán que de crearse un cargo técnico este sea alcanzado por concurso y no de acuerdo a la filiación política. Olivera también planteó que se "está siguiendo la designación de cargos en la educación con la misma lógica que se designan cargos en otros entes" y aseguró que se "sigue la lógica de la partidización", refiriéndose a los cargos por cuota política. Destacó que uno de los aspectos a defender "es la autonomía de la ANEP" y preguntó si las decisiones que adopte la Comisión Interpartidaria de Educación conformada para lograr acuerdos políticos a nivel de la enseñanza deben ser llevadas a cabo por los consejeros de la ANEP.