lunes, 7 de mayo de 2012

Llegar al mundo antes de tiempo: vida y muerte en disputa


Por Matías Rótulo (Publicado el 7 de mayo en el diario La República)

En el mundo son cada vez más los niños que mueren a causa de un nacimiento prematuro. Las condiciones de vida, y la falta de cuidados prenatales son algunas de las causas que afectan a 10 de cada cien niños uruguayos.
Bebes Prematuros
El 10% de los niños uruguayo nace antes de tiempo (Foto La Repúbica)
Unos 15 millones de bebés nacen demasiado pronto cada año en todo el planeta. No cumplen el período de gestación y eso les trae otros problemas que deberán superar si no es que mueren, tal como ocurre con más de un millón de niños por año. La mayoría de los niños sobrevivientes debe enfrentar una vida de discapacidad cognoscitiva y/o física. Estos son algunos de los resultados del informe mundial “Nacidos demasiado pronto” publicado por Save the Children, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Alianza para la salud de la madre y el niño recién nacido y March of Dimes. Uruguay, según el informe, tiene una tasa del 10% de prematurez, y nuestro país espera llegar al año 2015 al 5%.

No están apurados. No le juegan una carrera a nadie. Pero parece que se aproximan a la vida, al mundo, un mundo que los envuelve de cultura, sociedad, y un futuro siempre incierto, desafiando a la naturaleza. Llegan antes, aunque no se los puede culpar. Parte de proteger el derecho de los niños y niñas es procurar que el embarazo esté debidamente cuidado, cumpliéndose los controles apropiados. Esto además podría prevenir que nazcan antes de tiempo. Para el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon “todos los recién nacidos son vulnerables, pero los bebés prematuros son más aún” y por eso “hay que protegerlos” explicó en el trabajo. De hecho, los países más vulnerables son los que tienen una mayor cantidad de niños en esta condición: los países africanos. El informe “Nacidos demasiado pronto” publicado hace pocos días informó que “las tasas de nacimientos prematuros están aumentando en casi todos los países con datos fiables”. El estudio se realizó en más de 40 naciones, entre ellas Uruguay.
Destaca que el nacimiento prematuro es la causa principal de muertes de recién nacidos (bebés en las primeras cuatro semanas de vida) y actualmente es la segunda causa principal de muerte después de la neumonía en niños menores de 5 años. Se afirma que “no se puede lograr un avance global en la salud y supervivencia infantil para y más allá de 2015 sin encarar el nacimiento prematuro”. En el mundo, la tasa supera el millón de muertes a causa de los nacimiento prematuros. En los países de África es donde los índices vuelven a demostrar que la pobreza, la situación política y social siguen cercenando la vida de millones de personas, inclusive antes de darles la oportunidad de defenderse.
En Malawi, cada 100 niños nacidos vivos 18 fueron denominados prematuros en el año 2010. En África, la mayoría no sobrevive (70% de los niños prematuros). En Uruguay la realidad es diferente, pero se ubica en el promedio mundial. El 10,1% de los niños son prematuros. Esto pone a nuestro país en una mitad de tabla que se mide entre la vida y la muerte de los más desprotegidos. El país de América Latina con menor tasa de nacimientos prematuros es Ecuador, con 5,1% y que además es el segundo país después de Belarus (4,1%) con menor tasa de niños nacidos prematuros.
Medidas anticipadas
Para que los niños no nazcan antes de tiempo, hay que tomar medidas antes de tiempo. El costo económico, según el informe, es mucho más barato para los estados que el de la atención tratando de superar las consecuencias. El costo humano, no se mide.
En Uruguay, el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), trabajan conjuntamente para establecer líneas de política social que colaboren a que se cumpla con lo establecido en la Estrategia Nacional de Infancia y Adolescencia (ENIA) 2010 – 2015 que establecía una suerte de acciones para el cuidado de las embarazadas y el feto. Nuestro país ha logrado bajar la tasa de mortalidad infantil en el momento del nacimiento. Si en 2003 había 14 muertes cada mil niños nacidos, en 2009 hubo 9,69 muertes cada mil niños nacidos, según el MSP. Un estudio presentado en 2011 por la Fundación Álvarez Caldeyro Barcia denominado “Nacer a tiempo” indicó que el 12,1% de los partos ocurridos en el Hospital Pereira Rossell fueron prematuros y el 12,6% de esos nacimientos no tuvieron ningún tipo de control durante el embarazo. Además, la cifra de 2010 es inferior a la registrada en 2008, cuando se llegó ese año a tener un 17,10% de partos prematuros. El 6,4 % de los nacimientos ocurridos en el hospital de la mujer no fueron controlados. Mientras, el 27,4% de los nacimientos tuvo controles insuficientes durante el embarazo (entre 1 y 5 controles). Solo el 50% de los nacimientos ocurridos en el Hospital de la Mujer en 2010 fue controlado desde el primer trimestre del embarazo (14 semanas de gestación), según el informe de la Caldeyro Barcia.
Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en nuestro país cayó la mortalidad infantil de manera paulatina. El anuario 2011 del INE, año del censo nacional, demostró que en 2010 la tasa de mortalidad infantil descendió a 7,7 cada mil, aunque se destaca como una necesidad del Estado que se debe reducir la mortalidad infantil en menores de cinco años de edad.
Dar de mamar salva vidas
La Fundación Álvarez Caldeyro Barcia lanzó este año una campaña para recolectar fondos con el fin de crear un banco de leche materna. La directora del Banco de Leche y coordinadora nacional de lactancia materna Mara Castro explicó a LA REPÚBLICA que dar de mamar es beneficioso “tanto para el niño como para la madre. Disminuye muchos problemas a nivel de la mujer como el sangrado y el riesgo de enfermedades crónicas tanto en el niño como en el adulto”. La campaña busca lograr los fondos para poder brindar a miles de niños uruguayos este alimento insustituible. Según se lee en el sitio web de la Fundación Caldeyro Barcia “la leche humana es insustituible, y es indispensable para la supervivencia de los prematuros. Es el mejor alimento que un niño puede recibir hasta los seis meses de vida. Tiene características nutricionales, inmunitarias y de aportes de factores prebióticos que favorecen la formación de una flora normal en el recién nacido”. Se puede colaborar a través de los teléfonos 0900 -9990 ($50), – 9991 ($100) y – 9992 ($200), o por el número colectivo de Abitab 1142.