Tacuarembó universitario, tecnológico y desarrollado

Cada vez menos se cumple aquella profecía (u observación social) de Pablo Estramín que proclamaba en una canción “cuando quieras estudiar, morís en la capital”. A pesar de reclamos públicos por parte de políticos de todos los partidos sobre la necesidad de expandir la educación universitaria en el interior, la Universidad de la República (Udelar) anuncia que es un proceso de larga data y que requiere más presupuesto. Ayer, el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) inauguró en Tacuarembó un nuevo centro universitario, específicamente un campus que operará como polo de investigación, aprendizaje e innovación.
Por Matías Rótulo (publicado en Voces el 18/07/13)
La Udelar ya no es solo la imagen de un enorme edificio sobre 18 e Julio que alberga al rectorado y la Facultad de Derecho. En el interior del país, la dinámica es muy diferente: “la Regional Salto tiene un movimiento importante, ha convertido al departamento en un polo de educación” dijo meses atrás a un grupo de periodistas montevideanos que visitaron aquel departamento para conocer las políticas turísticas del departamento, el intendente Germán Coutinho. Con centros Regionales en el norte, este y las históricas facultades del sur centralizadas desde la fundación de la Universidad pero en proceso de no ser las únicas del país, permiten que lentamente la institución se vaya abriendo paso a aquellos lugares que históricamente perdieron a sus hijos en un despoblamiento que implicaba la mudanza definitiva a la capital.
Ayer, en un nuevo paso que permite a la Udelar un nuevo avance en el interior, se lanzó el Campus INIA-Udelar (denominado así por la asociación entre las dos instituciones), proyectado en un edificio que estará ubicado en la Ruta 5 Km. 386 de Tacuarembó.
Según se informó desde el portal universitario “el campus INIA-Udelar de investigación, aprendizaje e innovación se construirá en el marco del convenio entre ambas instituciones, que prevé actividades conjuntas”. También “podrá ser utilizado por otros institutos que desarrollen enseñanza e investigación”.
El plan de obras implica “un grupo de edificios que alcanzan los 2000 m2” y la obra se ejecutará gracias al fideicomiso Plan de Obras de Mediano y Largo Plazo (POMLP) de la Udelar, con la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) como fiduciaria, y con el apoyo de la intendencia de Tacuarembó. Para esta obra saldrá una inversión que rondará los 85 millones de pesos. El efecto inmediato de la instalación del polo en Tacuarembó será –según se estima desde la Udelar- ampliar el número de estudiantes y carreras que hoy abarca a unas quinientas personas en aquel departamento. Actualmente –según la Udelar-  se ofrecen allí las carreras de  Tecnólogo en Administración y Contabilidad, Técnico Operador de Alimentos, Tecnólogo en Industria Cárnica y Tecnicatura en Lengua de Señas.
Rindiendo cuentas
El rector de la Udelar Rodrigo Arocena ha hecho uso de la tecnología desde el inicio de su mandato en 2006. Creó un espacio propio de comunicación denominado simplemente “Informativo del rectorado”. Allí, hasta ahora las casi trescientas entradas informan los logros, planes de la gestión del ya dos veces rector de la Udelar. En el caso de los planes para la zona noroeste, Arocena explicó en uno de sus boletines: la Udelar ha definido “caminos” para la construcción en marcha de los Centros Universitarios Regionales atendiendo a las particularidades, dificultades y oportunidades de cada caso”. Agrega que el principal cimiento del desarrollo de la Udelar en la zona es en Rivera con un importante apoyo en Tacuarembó.  “También hay trabajo en marcha en Cerro Largo; allí funciona una Estación Experimental de Agronomía y una Unidad de Extensión; se viene realizando una importante labor de extensión en Artigas. En esos cuatro departamentos debe estar la principal zona de influencia del Centro Regional del Noreste”.
Idas y vueltas
Hubo varias críticas públicas por parte del Presidente José Mujica a la no llegada de la Udelar en el interior del país, así como de otros representantes del gobierno y la oposición. Basta recordar que el Partido Nacional presentó anteriormente una propuesta de creación de la Universidad del interior.  Como una respuesta “política” a las críticas, la Udelar invitó a Mujica a la primera sesión del Consejo Directivo Central en el interior. Corría el año 2010 y era también la primera vez que el mandatario visitaba el órgano de conducción universitario después de asumir. Mujica dijo allí (ante el enojo de varios miembros de la Udelar): “llevamos casi 200 años, afanándole la inteligencia al interior permanentemente. En nuestros discursos políticos, hablamos de descentralización. Si no descentralizamos el balero por todas partes -porque la inteligencia tiene que estar en todas partes-, nos quedamos con un pedazo de país”. Mujica recibió la pronta respuesta de los consejeros explicándole al gobierno lo que la Udelar hacía en el interior.
Tiempo después, Mujica llegó con otra propuesta: la Universidad Tecnológica (UTEC) no contemplada por la Ley de Educación vigente (que sí contempla otras dos instituciones de lento andar en el camino de creación como entes autónomos).
En base a la propuesta de la UTEC las críticas a la Udelar siguieron llegando por parte del gobierno. El pro-rector de investigación de la Udelar Gregory Randall dijo en entrevista a Voces el 25 de abril pasado dijo: “he oído declaraciones aberrantes del estilo de: ´Se crea la UTEC en el interior porque la Universidad no hace nada en el interior´. Eso es una mentira. Esa mentira puede ser deliberada o puede ser producto de la ignorancia pero digo que es falso”.
Además, Randall en la entrevista, desarrolló uno a uno los planes de la institución terciaria pública en el resto del país y concluyó: “estamos haciendo la reforma universitaria que tiene el componente del interior, las transformaciones de la enseñanza, la curricularización de la extensión, las transformaciones de investigación, etc.”. Reconoció también que “La Udelar no está respondiendo a lo que requiere el desarrollo por eso no tenemos que graduar cinco mil estudiantes, tenemos que graduar a quince mil”.
Presupuesto
Si bien, según informes del rectorado, el 90% de los estudiantes universitarios concurren a centros de Montevideo, hay cada vez más una expansión hacía el interior. Los pedidos presupuestales implican una buena parte de la masa económica que solicita la Udelar al gobierno central. Según los planes de la Udelar establecidos en el Informe Cualitativo de la gestión 2012, la Udelar pretende llegar a 2015 con 29 nuevas opciones educativas en el interior del país.
En el marco de las movilizaciones realizadas por los sindicatos, Arocena no estuvo ausente de las mismas. A fines de mayo, Arocena realizó un reclamo público al gobierno central: “mostramos en hechos que necesitamos más del 20% que nos otorgan, necesitamos un 30%” en referencia al presupuesto asignado con respecto a lo reclamado por la Udelar. Arocena, recordó que en el período pasado el aumento presupuestal fue del 70%. En tal sentido, Randall dijo en la entrevista a Voces: “En el gobierno anterior se hizo un gesto de enorme trascendencia -hablo por la Universidad, pero estos números son globales para la educación pública-, hubo un incremento del 70% del presupuesto universitario en un período en el que creció el PBI  (Producto Bruto Interno) un 35%”.