Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

Bosnia: Spinetta y su Guernica

Imagen
Era el año 1992 cuando Bosnia empezó a temblar. Recuerdo las lejanas imágenes de la televisión que con mi adolescencia a punto de nacer, me revelaban la muerte de una generación que nunca más iba a vivir.

El conflicto sigue siéndome ajeno, pero no impropio.


En tiempos de guerras, aviones caídos por bombas teledirigidas, ataques y sirenas, desapariciones y dulces amenazas en ese juego llamado matar a mi enemigo, no puedo más que escuchar "Bosnia".
La llamada "Guerra de Bosnia" fue una redición del intento suicida (es suicida cuando el hombre atenta contra el hombre) de exterminio de un población entera de civiles.
Los casi nueve mil musulmanes Bosnios que murieron en Srebrenica, nos hace imposible detallarlo en imágenes, testimonios, textos históricos.

Spinetta y los socios del desierto la hacen descarnada en el disco San Cristóforo, y desnuda pero enlutada en el disco Spinetta y los socios del Desierto.

El yo lírico, la voz poética reclama que no se olvide Bosnia, pero t…

Seremos putas asesinas

Imagen
Los cuentos de Roberto Bolaño parecen desprendidos de toda sensibilidad, pero en realidad se aferran a la sensibilidad desprendida de esta época. Putas Asesinas puede llegar a alterar algunos ánimos deseosos de moralejas en tiempos de crisis. Pero lo que hace Bolaño es pararse desde la crisis (la crisis no es solamente económica), y decirnos lo que odiamos en realidad. Eso que odiamos es lo que desearíamos no ser para no odiarnos.
Por Маттиас Rotulovic (Desde el año 2001)

Los niños son castrados como parte de un ritual ancestral. ¿Quién salva a un niño? Un homosexual. Salva a uno y condena a los otros porque no los salva. No salva a los que estaban con el niño en ese momento en el que lo miró con ternura, pero tampoco salvó a los anteriores y no se queda para salvar a los futuros. Es egoísta porque el “héroe” no es tal. Son niños pequeños, de unos siete años, que serán castrados con permiso de sus padres.

La castración va más allá de lo literal. Es lo descarnado de nuestra sensibilidad…

Paulo Coelho no tiene la culpa

Imagen
Por Matías Rótulo



Paulo Coelho no es un mal escritor. Lo digo sin vergüenza y me someto a cualquier jurado, y debato con cualquiera, empezando por Mercedes Vigil.  El problema lo tienen quienes lo leen. No entienden que su simpleza, criticada injustamente, obedece a que el mundo es estúpido, perdón, la gente lo es, y que por lo tanto merecemos una literatura así. También merecemos el fútbol, los juegos de azar, la televisión, el fin de semana del patrimonio, las carreras 4k, 5k, 6k 182k que se hacen todas las semanas, haciendo que la gente pague para correr sabiendo que no va a ganar nunca el primer lugar. Que pague sabiendo que se puede correr libremente, sin apuro y sin controles en la hermosa Montevideo. Que pague al igual que pagan por los libros de Coelho siendo que tienen la explicación y análisis de la obra en Rincondelvago con sólo buscar información sobre alguna obra de Shakespeare, Calderón, o inclusive Auster, dado que Coelho vive rindiéndole homenaje a lo ya escrito por ot…

Vas a iluminar la casa

Imagen
Vas a iluminar la casa no es una canción de amor, es una canción cuyo tema es la esperanza. El amor puede ser el objetivo, la esperanza el camino. El amor es parte del asunto. En el poema spinetteano, la poesía se centra en la esperanza inacabada pero dispuesta a concretarse en la voluntad de los sujetos. La esperanza da confianza, pero no certezas. Es una esperanza en el amor, pero más todavía en la propia esperanza.
La esperanza Lo más privilegiados en el mundo paralelo de La Divina Comedia no son los que viven en el Paraíso, ya con el cielo ganado y cerca de Dios. Ese privilegio lo es como tal, pero nos hace preguntar ¿y después? Después de Dios no hay un después porque Dios lo es todo (desde una mirada Dantesca). Tampoco los habitantes del Infierno son sujetos privilegiados, aunque el privilegio de leer las inteligentes condenas que el enviado Dante nos narró en su poema, nos hace ser privilegiados (y temerosos) a nosotros: los mortales aún sin destino. En el Infierno están los cond…

Las cárceles y la literatura: el crimen y el castigo en desequilibrio

Imagen
Por Matías Rótulo 

El “contrapasso”, que suena mucho a “contra peso”, pues de eso se trata, es una palabra que generalmente se utiliza para explicar el fenómeno del castigo en “La Divina Comedia” (“La Commedia”) de Dante, así como en otras obras literarias. Las cárceles actuales castigan, muchas veces como si fuera un infierno para quienes son condenados. Uruguay se plantea un debate donde la sociedad pide más castigo, a más delitos. Conociendo la realidad de las cárceles de nuestro país, pedir cárcel es pedir una condena que todos los ciudadanos sabemos que el contrapeso queda desbalanceado. ¿Por qué pedimos cárcel y no educación, formación de ciudadanía, atención, todos estos, preceptos claramente establecidos en la Declaración de los Derechos Humanos? Tal vez, la literatura misma (no intento culpar a la literatura de nada sino mostrar una larga historia de penas y castigos dejando muchos ejemplos fuera del listado) fue la que generó una idea colectiva al respecto.
El castigo divino La …